Para qué es buena la cinta de correr

Las cintas de correr llenan los gimnasios y pueden ofrecer una opción de entrenamiento en tu propia casa. Las máquinas disponen de una cinta en movimiento como superficie de carrera y vienen en modelos manuales y motorizados. Estos aparatos sirven para todos los niveles, debido a la posibilidad del usuario de ajustar la velocidad y la inclinación de la plataforma. Las máquinas son buenas para diversos de fines y metas.

Ejercicio en interior

Los que prefieren caminar o correr al aire libre enfrentan las inclemencias del tiempo u otras condiciones que hacen que el entrenamiento sea difícil a veces. Una cinta ofrece un lugar alternativo para hacer tu caminata normal o correr sin preocuparte por el clima o tu seguridad en malas condiciones. De todas formas puedes ejercitar de una manera similar, si tu objetivo es la aptitud general o la formación para una carrera. El ejercicio en interior con una cinta te da un ambiente consistente y controlado.

Entrenamiento controlado

Las personas que entrenan para eventos específicos pueden participar en sesiones de formación adaptadas. Los corredores que deseen mejorar sus tiempos pueden incluir el trabajo de velocidad que consiste en intervalos de marcha más rápida. La cinta te permite controlar la velocidad y la distancia con mayor precisión que correr al aire libre. Una cinta también ayuda con la estimulación si un corredor se esfuerza por mantener una velocidad constante durante la carrera. Los controles de la cinta de correr te permiten establecer el ritmo y la cinta en movimiento se puede ajustar para mantenerte en ese ritmo. Durante el entrenamiento para una carrera, correr en condiciones que imitan a las de la carrera te ofrece la mejor preparación.

Pérdida de peso

Caminar o correr en una cinta es una forma de ejercicio aeróbico que quema calorías. El uso regular de una cinta de correr ayuda a bajar de peso, especialmente acompañado de cambios saludables como una dieta mejorada. La cinta en movimiento y la ausencia de resistencia al viento hacen que correr sea más fácil que al aire libre. Esto es beneficioso para los principiantes, que pueden ser capaces de correr más tiempo en una cinta de lo que podrían al aire libre.

Entrenamiento cruzado

Una cinta ofrece una oportunidad de entrenamiento cruzado para los que no caminan o corren regularmente. Por ejemplo, si sueles nadar o andar en bicicleta para el ejercicio aeróbico o el entrenamiento deportivo, una sesión en la cinta añade variedad a tu rutina habitual de entrenamiento. Rompes con la monotonía de hacer la misma actividad todos los días y utilizas tu cuerpo de una manera diferente a la habitual.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley frost | Traducido por mar bradshaw