Cómo ser un buen nadador

Nadar es un pasatiempo popular, especialmente durante el verano cuando muchos estadounidenses buscan escapar del calor en una piscina, lago o en el océano. Mientras que nadar es divertido y te puede ayudar para mantenerte en forma, también es potencialmente peligroso. Ya sea que tu objetivo sea nadar en competencia o sólo disfrutar nadar con amigos, puedes volverte un mejor nadador obteniendo ayuda de un entrenador, manteniendo tu cuerpo en buena condición y practicando tus técnicas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Toma clases de natación, sugiere ReadersDigest.com. Si no eres buen nadador, tomar clases en tu centro local de recreación o en la YMCA te puede dar la confianza que necesitas en el agua. Revisa que tu profesor esté certificado en CPR para tener máxima seguridad.

  2. Ponte en forma. Entre mejor condición física tengas mejor será tu aguante y fuerza, lo que te convertirá en un mejor atleta en general. Dedica tiempo todos los días realizando ejercicios aeróbicos y de entrenamientos de fortalecimiento. Además de nadar, intenta caminar, correr, bailar, andar en bicicleta y remar, sugiere el National Institute on Aging.

  3. Come una variedad de alimentos nutritivos. La revista "Clinical Sports Medicine" indica que esto no sólo te ayudará a mantener tu cuerpo en buena condición y en un peso sano, sino que también una nutrición variada y sana te proporcionará la energía que requieres para ser un buen nadador. Enfócate en comer frutas frescas y verduras, granos enteros, productos lácteos bajos en grasa y fuentes de proteínas bajas en grasa, recomienda el Centers for Disease Control. Bebe muchos líquidos antes, durante y después de nadar, especialmente si estás en una competencia que dure todo el día. Aunque puedes no sentirte acalorado, aún así sudarás y te puedes deshidratar si no bebes suficiente agua.

  4. Practica tus técnicas de respiración. "Fitness Magazine" sugiere hacer un hábito respirar alternando la cabeza de lado y manteniendo la oreja de abajo dentro del agua. Esto es más eficiente que levantar la cabeza completamente fuera del agua.

  5. Practica cada brazada hasta que la domines. Pide a tu instructor que te demuestre cada brazada lentamente y arma cada componente de la brazada hasta que puedas realizar cada movimiento en un solo paso. Por ejemplo, al practicar la brazada libre, trabaja en mantener tus brazos altos dentro del agua como se describe en "Fitness Magazine", entonces practica la patada desde las caderas. Una vez comprendas las brazadas básicas, junta todas y practica hasta que sean fluidas.

Consejos y advertencias

  • Sigue todas las reglas de seguridad advierte TeenHealth. No nades estando solo y presta atención a cualquier anuncio cerca de la piscina o cuerpo de agua. No realices clavados en agua que no tenga por lo menos 9 pies de profundidad y nunca nades después de haber bebido alcohol.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle kulas | Traducido por glen boyd