Buen lavado de cara para piel grasa

La piel grasa es un problema molesto que es común en adolescentes, pero puede ocurrir a cualquier edad. Además de dar a la piel un aspecto graso brillante, el exceso de grasa también puede obstruir los poros, resultando en acné. Algunos lavados de cara pueden ayudar a reducir la piel grasa y acné en algunas personas, aunque los casos más graves pueden requerir tratamientos medicamentosos o de prescripción. Antes de intentar un lavado de cara medicado, utiliza un limpiador suave para evitar el exceso de sequedad e irritación.

Limpiadores suaves

Usando limpiadores excesivamente secos en realidad pueden promover la piel grasa, dado que quitan la humedad que hace que las glándulas sebáceas trabajen horas extras. Si tienes la piel grasa, asegúrate de lavarte la cara sólo con limpiadores suaves no secantes, como Dove, Neutrogena o Basics, y evita el lavado de la cara más de dos veces al día. Algunos también contienen agentes calmantes y antiinflamatorios que a las personas con piel sensible y grasa les puede resultar beneficioso.

Lavados para acné

Cuando tus glándulas de la piel producen demasiada grasa los poros pueden bloquearse, lo que provoca acné. Las personas con acné deben tratar inicialmente con limpiadores suaves para evitar una mayor irritación y la producción de grasa causada por el exceso de secado, aunque si el acné es persistente, pueden beneficiarse del uso de un lavado de cara que contiene un medicamento para el acné como el peróxido de benzoilo, ácido salicílico o azufre . Estos productos pueden causar irritación, así que lo mejor es intentar primero uno que contenga un ingrediente anti-acné leve como el peróxido de benzoilo, que es bien tolerado por la mayoría de la gente.

Exfoliantes

Los lavados de rostro que contienen exfoliantes también pueden beneficiar a las personas con piel grasa previniendo que los poros se obstruyan. Los que contienen ácidos alfa hidroxi tales como el ácido glicólico y ácido láctico actúan como exfoliantes, ayudando a eliminar las células muertas de la piel y promover el crecimiento de nuevas células. Estos ingredientes también ayudan a reducir la inflamación. Algunos también contienen exfoliantes mecánicos tales como perlas exfoliantes o granos. Para evitar la irritación, la dermatóloga Jeanine Downie, MD, recomienda el uso de exfoliantes mecánicos que contienen microesferas redondas suaves en lugar de productos con granos ásperos.

Otras soluciones

Además de usar lavados de cara para la piel grasa, debes practicar buenos hábitos de cuidado de la piel y el uso de otros productos de venta libre pueden ayudar a reducir la piel grasa. Evita tocarte la cara y el uso de cosméticos oleosos, como cremas hidratantes, maquillaje y productos para el cabello que contengan aceite. Puedes usar papeles secantes que absorban el exceso de grasa durante todo el día también para ayudar a reducir el exceso de grasa. Para el acné obstinado, los medicamentos como el peróxido de benzoilo y el ácido salicílico también se pueden comprar en forma de cremas, o sueros que se aplican después del lavado.

Tratamientos prescriptos

Si tienes la piel grasa o el acné no mejora con el uso de soluciones de venta libre y auto-cuidado, el médico puede prescribirte un lavado de cara con receta, crema tópica o un medicamento para tratar tu condición. Un tratamiento para el acné de prescripción tópica común es el ácido retinoico, que viene en la forma de una crema o gel. Como la causa del exceso de producción de grasa es a menudo hormonal, las píldoras anticonceptivas o una píldora llamada espironolactona también pueden mejorar la piel grasosa y acné.

Más galerías de fotos



Escrito por shannon george | Traducido por mariana van der groef