¿Por qué el brócoli es bueno para ti?

Las madres les dicen a los niños que coman brócoli por una razón: esta verdura realmente contiene una gran cantidad nutricional. Está lleno de fibra, vitaminas y minerales y también proporciona una serie de fitoquímicos que pueden disminuir el riesgo de problemas de salud como enfermedades cardíacas y el cáncer. Sin embargo, cómo preparas el brócoli puede afectar su contenido de nutrientes y su capacidad para combatir las enfermedades.

Bajo en calorías pero alto en fibras

El brócoli puede ayudar a mantener un peso saludable, ya que es bajo en calorías y proporciona una gran cantidad de fibra. Cada taza de brócoli cocido contiene 5.1 gramos de fibra o 20 por ciento del valor diario de 25 gramos, junto con 0.6 gramos de grasa y 3.7 gramos de proteína, pero sólo 55 calorías. Obtener mucha fibra en tu dieta ayuda a bajar el colesterol, controlar el azúcar en la sangre, disminuir el riesgo de enfermedades del corazón y mantener tu tracto digestivo funcionando sin problemas.

Rico en vitaminas

Basado en una dieta de 2.000 calorías, una porción de brócoli da un enorme 275 por ciento de las necesidades diarias de tu cuerpo, o valor diario, de la vitamina K y 169 por ciento del valor diario de vitamina C. También proporciona el 48 por ciento de la necesidad de tu cuerpo de la vitamina A, el 42 por ciento de ácido fólico y más de 10 por ciento de los valores diarios de las vitaminas B-6 y E. Necesitas vitamina K para la coagulación de la sangre, la vitamina A para mantener tu visión óptima y el funcionamiento del sistema inmunológico en su mejor momento y ácido fólico para la división celular y la síntesis de ADN. La vitamina B-6 juega un papel en la función inmune y el metabolismo, y la vitamina E actúa como un antioxidante para prevenir el daño celular de los compuestos llamados radicales libres.

Fuente de múltiples minerales

El brócoli proporciona al menos pequeñas cantidades de la mayoría de los minerales esenciales, pero es una fuente especialmente buena de fósforo, potasio y manganeso, que contiene entre 10 y 15 por ciento del valor diario para cada uno de estos minerales. El fósforo ayuda a formar huesos fuertes, mientras que el potasio ayuda a contrarrestar los efectos del alto consumo de sodio sobre la presión arterial. El manganeso ayuda a tu cuerpo en el procesamiento de proteínas, carbohidratos y colesterol.

Proveedor fitoquímico

La investigación preliminar sugiere que ciertos fitoquímicos en el brócoli pueden ayudar a prevenir el cáncer, según American Cancer Society. Un artículo publicado en "Phytochemistry Reviews" en enero de 2009 informó que los fitoquímicos en el brócoli, incluyendo indol-3-carbinol y sulforafano, pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades del corazón, cáncer de mama y las enfermedades neurodegenerativas como la demencia. También el brócoli es una buena fuente de luteína y zeaxantina, que proporciona 1.7 miligramos por porción. Estos compuestos pueden limitar la degeneración macular, las cataratas y el riesgo de cáncer, según un artículo funcional en la edición "Journal of the American College of Nutrition" de diciembre de 2004. Aunque no existe una cantidad diaria recomendada de estos fitoquímicos, algunos expertos recomiendan el consumo de 6 miligramos por día, según el sitio web All About Vision.

Consideraciones de cocina

Cómete el brócoli crudo o al vapor para obtener la mayor cantidad de nutrientes. Al hervirlo o freírlo, el brócoli pierde nutrientes, como la vitamina C y algunos fitoquímicos, destacó un estudio publicado en el "Journal of Zhejiang University SCIENCE B" en agosto de 2009. Cocer al vapor limita la pérdida de nutrientes, ya que no implica la inmersión del brócoli en agua o cocinarlo en muy alta temperatura.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica bruso | Traducido por daniela laura arjones