Cómo brillar en la posición líbero en voleibol

El líbero de voleibol es un zaguero especialista defensivo que no puede bloquear ni atacar pelotas arriba de la altura de la red y no puede sacar durante un juego internacional. El trabajo del líbero es recibir saques, hacer tantos, pasar la pelota y ocasionalmente ajustar el juego. La posición internacional surgió en 1998 para mejorar la defensa y el movimiento de la pelota. "La idea era que los jugadores altos tenían más dificultad para controlar la pelota y que los jugadores más pequeños son más rápidos, ágiles y pueden jugar mejor en la defensa", afirma Winthrop entrenador asistente Chuck Rey en su sitio web.

Nivel de dificultad:
Difícil

Necesitarás

  • Pelota de voleibol
  • Cancha de práctica
  • Equipo de entrenamiento pliométrico
  • Cuerda de saltar

Instrucciones

  1. Desarrolla tu capacidad de recibir saques y pasar la pelota con precisión. Normalmente, un libero cubrirá gran parte de la red contra el saque y hace muchos de los pases que comienzan la ofensiva.

  2. Desarrolla tus habilidades de apertura. El libero a menudo sustituye al bloqueador central y está llamado a defender los ataques. Excavar exige una técnica sólida, además de mucho ajetreo. Pasar una pelota no ayuda a tu equipo si no la controlas. "Sólo con una base sólida de movimientos defensivos puedes convertirte en la increíble defensa que quieres ser", aconseja Volleyball iSport. Trabaja en tus aterrizajes también. Domina el movimiento del hombro, lo que permite una recuperación rápida de la pelota y el aterrizaje a tierra que permite una mejor extensión al tiempo que limita el riesgo de lesión. Quédate en la cancha después de la práctica y haz que un entrenador o compañero te lance pelotas por toda la cancha, lo que te obliga a ampliar tu gama defensiva. "No importa qué tipo de ejercicio estés haciendo, asegúrate de que tienes una posición en mente", recomienda Volleyball iSport.

  3. Aprende a leer saques y muévete anticipadamente hacia dónde va la pelota. "Sintonizo todo lo demás y me concentro en el saque y en cuál es mi trabajo en la cancha" le dijo el jugador Michelle Link de Ironwood Ridge High School al Arizona Republic en octubre de 2008. "Sin embargo, atrapar la pelota es sin duda el punto culminante de la posición. Es realmente una gran descarga de adrenalina, sobre todo en un saque muy potente".

  4. Mejora tu rapidez y agilidad a través del entrenamiento pliométrico consistente. Los ejercicios de estrés acumulan movilidad lateral y diagonal. Saltar la cuerda mejora la agilidad y las carreras de velocidad mejoran el movimiento hacia delante.

  5. Decídete a llegar a todos los saques. Desarrolla una mentalidad agresiva. "Se necesita un gran corazón y un montón de capacidad atlética para esa posición", dijo el entrenador Jim Kann de Basha High School al Arizona Republic en octubre del 2008 y agregó: "Si consigues ambas cosas, puedes ser un muy buen jugador".

Consejos y advertencias

  • Comunícate con tus compañeros de equipo para coordinar el saque y la defensa.
  • Usa equipo de protección confiable.
  • Domina tus aterrizajes antes de zambullirte para tener éxito en la competición.
  • Mantén la calma durante la apertura para crear aterrizajes suaves.
  • Un ataque a tierra torpe puede provocar lesiones.

Más galerías de fotos



Escrito por jeff gordon | Traducido por andrea galdames