Cómo tener en brazos una bebé

Es posible que estés renuente a levantar esa adorable bola de alegría y darle un apretón suave porque es muy delicada y flexible, pero los abrazos amorosos pueden beneficiar a ambos. Ella puede ser pequeña, pero la felicidad y la cercanía en que ambos sienten cuando la tienes en tus brazos con seguridad, es enorme. Después de varios intentos y cada vez más cómodo con el procedimiento, tú conseguirás tener en brazos a la bebé y te preguntaras por qué estabas preocupado en primer lugar.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Manta, si lo deseas

Instrucciones

  1. Ve a donde tu bebé está acostada y suavemente coloca una mano debajo de la cabeza y del cuello, y con la otra mano debajo de su espalda y de la parte inferior. Si tu bebé es una recién nacida, es necesario que la tengas apoyada en tus brazos cuidadosamente porque sus músculos están subdesarrollados.

  2. Levante a la bebé con cuidado, inclina con cuidado la parte superior del cuerpo y la posición de ella contra tu cuerpo. Su cuerpo debe descansar contra tu pecho con suavidad. Mantén una mano o el antebrazo debajo de la parte inferior con los pies colgando hacia abajo y la otra mano sosteniendo la cabeza y el cuello. Una bebé pequeña por lo general pone una mejilla y descansa contra tu pecho o tu hombro. Una bebé de más edad que ha desarrollado los músculos del cuello puede mover intencionalmente la cabeza para mirar a tus o a sus alrededores.

  3. Oscila de lado a lado, canta en voz baja o háblale a tu bebé. Ella va a conocer tu olor y escuchar los latidos de tu corazón, mientras que ella se acurruca contra ti. Respira despacio y profundamente a medida que abrazas a la bebé, ya que puede ser calmante y tranquilizante para los dos.

Más galerías de fotos



Escrito por susan revermann | Traducido por anibal julian barbosa