Cómo hacer que las botas de vestir de cuero duras sean más cómodas

Vestir botas de cuero se ve estupendo, y con el cuidado adecuado, las botas mantienen su calidad y aspecto durante años. Las nuevas botas de cuero, sin embargo, son a menudo rígidas y ablandarlas es doloroso, sobre todo en la zona del talón. Como resultado, las nuevas botas de vestir terminan en la parte posterior de tu armario. Antes de renunciar, toma medidas para ablandar las botas correctamente, lo que extenderá la vida útil del calzado y eliminará los incómodos talones dolorosos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Aerosol antitranspirante de pies
  • Medias nuevas

Instrucciones

  1. Ablanda las nuevas botas de vestir de cuero suavemente. Úsalas alrededor de la casa mientras caminas sobre suelo alfombrado o ves la televisión. Usa las botas por períodos cortos y deja que los pies descansen en el medio. A partir de entonces, usa las botas en los días que no tendrás que caminar mucho durante el día. Limita su uso a unas pocas horas a la vez hasta que los tacones estén más suaves y cómodos.

  2. Dobla la suela de la bota suavemente para suavizarla y eliminar un poco de la rigidez. También puedes pedirle a un especialista en reparación de calzado profesional que enrolle los talones rígidos.

  3. Usa calcetines nuevos que sean suaves y protejan los talones. Asegúrate de que los calcetines no tengan costuras o arrugas en la zona del talón.

  4. Rocía los pies con un aerosol antitranspirante de pies si los talones se frotan. El aerosol reduce las ampollas que causan fricción durante el uso.

Consejos y advertencias

  • Selecciona las botas de vestir de cuero cuidadosamente para asegurar que las tienes puestas correctamente. Las botas que no calcen adecuadamente o con talones demasiado apretados o flojos a menudo causan molestias.

Más galerías de fotos



Escrito por m.h. dyer | Traducido por lucia ayala