Las bondades de tener una buena condición física

De acuerdo con el presidente del Council on Physical Fitness and Sports, una buena condición física se define como un conjunto de características que mejoran el rendimiento de la actividad física y disminuyen el riesgo de sufrir problemas prematuros de salud. El nivel de tu condición física es el producto de una combinación de hábitos saludables como hacer ejercicio y seguir una dieta balanceada. Las cualidades que ofrece una buena condición física incluyen un cuerpo delgado, flexibilidad, resistencia cardiovascular, así como la fuerza y la resistencia muscular.

Composición corporal

Un signo evidente de una buena condición física es un cuerpo delgado. Puede determinarse que alguien es delgado al comparar la proporción de grasa corporal con la masa muscular, los huesos y otras partes del cuerpo. Encontrar un nivel bajo de grasa corporal y masa muscular significativa es típico en un cuerpo delgado y en forma. Mantener un peso corporal saludable y participar en ejercicios aeróbicos y de entrenamiento de fuerza puede mejorar tu composición corporal. Una de las ventajas de tener un cuerpo delgado es la disminución del riesgo de sufrir enfermedades del corazón. Contrariamente, una gran cantidad de grasa alrededor del abdomen aumenta el riesgo de sufrir enfermedades del corazón, según datos de Colorado University.

Flexibilidad

Una de las características de una persona con una buena condición física es la flexibilidad o la capacidad de mover las articulaciones con movimientos amplios y sin dolor. La flexibilidad es específica de una articulación, ya que cada una de ellas tiene un rango de movimiento independiente. El estiramiento diario de las articulaciones y músculos puede ayudar a mejorar tu flexibilidad y rango de movimiento. Entre algunos beneficios de obtener una flexibilidad adecuada se encuentran la disminución del riesgo de sufrir lesiones, menor rigidez, más agilidad y una mayor coordinación.

Resistencia cardiovascular

Una buena cualidad de la aptitud física incluye la resistencia cardiovascular. Ésta se refiere a la capacidad de los sistemas respiratorio y circulatorio para suministrar oxígeno al cuerpo durante el ejercicio continuo, de acuerdo con declaraciones del presidente del Council on Physical Fitness and Sports. Puedes lograr una buena condición cardiovascular participando en actividad aeróbica continua de 15 a 60 minutos y de tres a cinco días por semana. Las ventajas de tener una buena condición cardiovascular incluyen un menor riesgo de sufrir enfermedades del corazón, un corazón fuerte, bajos niveles de colesterol malo y un aumento de los niveles de colesterol bueno.

La fuerza y resistencia muscular

La fuerza y la resistencia muscular son dos componentes de la aptitud física un tanto diferentes y que incorporan el uso de los músculos. Según Colorado University, la fuerza muscular es la cantidad de fuerza aplicada contra la resistencia. Por ejemplo, utilizas tu fuerza muscular cuando levantas pesas. La resistencia muscular es la capacidad de utilizar continuamente tu fuerza, pero sin sufrir fatiga. Por ejemplo, una persona con buena resistencia muscular podría realizar flexiones (pushups) o sentadillas (squats) de manera continua y sin fatigarse. Los beneficios de tener una buena fuerza y ​​resistencia muscular incluyen un mejor rendimiento deportivo, disminución del riesgo de sufrir lesiones, un mejor equilibrio y la disminución de la rigidez.

Más galerías de fotos



Escrito por suzanne allen | Traducido por josué miraflores m