Bolas de tenis para el dolor en el tendón de la corva

Tu tendón de la corva pasa por la parte trasera de tu pierna, cruzando las articulaciones de la cadera y la rodilla. La función principal es producir movimientos de fuerza y velocidad. La ubicación del músculo y la función lo hace susceptible a la contracción y la lesión. Pero una simple bola de tenis puede reducir la contracción y el dolor del tendón de la corva como herramienta de masaje para el tendón de la corva y el tejido conectivo.

Beneficios

El tendón de la corva puede ser una zona incómoda del cuerpo para hacerse un auto masaje sin ningún equipamiento. Una bola de tenis te permite masajear tus tendones de la corva y otros músculos y fascia (el tejido conectivo que une los músculos, grupos de músculos, vasos sanguíneos y nervios). Una bola de tenis puede manipular tus músculos y tu tejido conectivo promoviendo el flujo sanguíneo, la curación y la relajación.

Contracción

Para las piernas, la fascia conecta los pies, las pantorrillas y los tendones de la corva. Si tienes tensión en tu tendón de la corva, coloca una bola de tenis sobre el piso y gira toda la parte inferior de tu pie sobre la bola de tenis. Manipula toda la parte inferior de tu pie por uno a dos minutos. Después de que completes el masaje con la bola en el pie, deberás poder lograr un mejor estiramiento para tus tendones de la corva. Aflojar la fascia de alrededor de tus pies puede traducirse en mejores movimiento en la flexibilidad por toda la parte superior de tus piernas.

Tensión

No importa la causa, un tendón de la corva tenso puede herir y apagar tu rendimiento. La parte más importante de la rehabilitación de una lesión en tu tendón de la corva es recuperarte completamente antes de participar en tu actividad nuevamente. Para un tendón de la corva tenso, identifica la zona afectada de tus tendones de la corva y masajea alrededor de la zona, no directamente sobre ella. Masajea los otros músculos que circunden el tendón de la corva, como los flexores de la cadera y los abductores, así como también tus cuádriceps. Trabaja suavemente con tu bola de tenis, para que no te cause ningún dolor.

Liberación muscular

Utiliza una bola de tenis para promover la liberación muscular (una forma para tratar la lesión del tendón de la corva por uso repetido). Comienza sentándote en el piso. Coloca una bola de tenis en la parte superior de tus músculos del tendón de la corva, justo debajo del tuberosidad isquial o la parte de tu pelvis sobre la que te sientas. Levanta tu cuerpo del suelo apoyándote con tus manos y girando tu pierna de lado a lado sobre la bola de tenis. Luego, ubica la bola de tenis cerca de la unión de tu tendón de la corva, justo por arriba de las rodillas y mueve tu pierna de lado a lado. La parte importante de esta técnica es girar la bola por tus músculos y no paralela a ellos.

Más galerías de fotos



Escrito por laura niedziocha | Traducido por aldana avale