Cómo usar una bola de equilibrio como silla

Escrito por emily beach | Traducido por xochitl gutierrez cervantes
Algunos usuarios sienten que las bolas de equilibrio son más cómodas que las sillas de oficina convencionales.

Las bolas de equilibrio ofrecen una manera de fortalecer los músculos en el gimnasio, además de ayudar a tonificar el cuerpo. Algunas oficinas y organizaciones permiten a los empleados reemplazar sillas de escritorio tradicionales con las bolas de equilibrio para minimizar las molestias y mejorar la postura. Según la Indiana University School of Health, usar una bola de estabilidad como silla ayuda a fortalecer el corazón, así como los músculos de los brazos y de las piernas. Aunque los expertos no están de acuerdo sobre el uso a largo plazo de las bolas de estabilidad como sillas, puedes saber que te ofrecen una alternativa cómoda a la silla regular.

Compra una bola de estabilidad que se adapte a tu cuerpo. La Grand Valley University recomienda una bola de 45 cm para los usuarios menores de 5 pies y 5 pulgadas, o una de 55 cm para aquellos que midan de 5 pies 6 pulgadas a 6 pies de altura. Utiliza una bola de 65 cm si superas los 6 pies de altura.

Coloca la bola de estabilidad debajo de tu escritorio y siéntate de manera que tus glúteos ocupen el centro de la bola. Ajusta tu posición según sea necesario hasta que tus pies, rodillas y caderas formen un ángulo de 90 grados. Las caderas deben permanecer ligeramente arriba de la pelvis para que puedas mantener la postura.

Lleva a cabo tu rutina normal de trabajo. Presta atención a tu postura, y usa tus músculos del torso para mantener la espalda recta.

Permanece sentado en la bola de estabilidad, sólo en la medida que te sientas cómodo, y después vuelve a tu silla de oficina regular. Intenta usar la bola a intervalos de 20 a 30 minutos en tus primeros intentos. Intenta aumentar a períodos más largos.

Agrega una base de estabilidad a la bola para que sientas que permanece en su lugar, en caso de que sea necesario. Estas bases simples mantienen bola en su lugar y te hacen sentir estable. Para una alternativa más ergonómica, coloca la bola en una silla de equilibrio. Este producto puede ser una combinación que integre los brazos y el respaldo de una silla, así como contenga la bola de equilibrio estándar.

Consejo

Mantén la bola completamente inflada. Según Des Moines Register, las bolas suaves reducen la estabilidad y aumentan el riesgo de lesiones.

Durante el día, usa una bola de equilibrio para realizar abdominales simples y otros ejercicios para mantener un alto nivel de energía.

Pide a tus compañeros de trabajo que inviertan en un bola de equilibrio y compártanla dentro de la oficina.

Advertencias

El sitio web Cornell University Ergonomics Web advierte que las pelotas de estabilidad no pueden ofrecer los mismos beneficios ergonómicos que una silla de calidad. Utiliza la pelota por periodos cortos y luego cambia a una silla de diseño ergonómico.