Bocaditos para bebés de 11 meses de edad

Tu bebé de 11 meses de edad, se está convirtiendo en una persona con cada día que pasa, desde los juguetes que prefiere hasta en los bocadillos que ama. Y si bien es posible que hayas introducido alimentos sólidos alrededor de los 6 meses, te darás cuenta de que tu pequeño podría estar interesado en probar algo más que Cheerios y galletas de peces de colores miniatura. Al ofrecer alimentos que sean seguros, suaves y fáciles para los pequeños dedos, puedes ayudar a desarrollar nuevos sabores y exponerlo a nuevas texturas —si sólo disminuye un poco la velocidad al comer—.

Ponte vaporoso con frutas y verduras


Dale a tu pequeño verduras al vapor.

Son suaves, dulces y fáciles de comer —las frutas y verduras hacen bocaditos ideales—. Eso es porque se pueden cortar y hacer frutas y verduras al vapor para que sean seguras de comer como bocaditos para tu pequeño. Busca frutas que sean suaves y puedan ser rebanadas en pedazos de 1/2-pulgada (1,27 cm), como el plátano, melocotón, manzanas y ciruelas al vapor. Los vegetales duros deben ser cocidos al vapor o rallados antes de darle trozos a tu hijo de 11 meses de edad —de esa manera, serán suaves, incluso para los bebés que no cuentan con dientes para comer, sugiere Healthlink BC—.

Engullir grandes granos


Trata de darle a tu bebé granos que sean fáciles de engomar sin usar los dientes.

Si comenzaste a darle a tu bebé cereales de grano al introducir el primer alimento sólido, no debe ser ninguna sorpresa que los alimentos a base de cereales sean fáciles de comer y puedan hacerla de bocadillos ideales. Mientras que tu pequeño no puede elegir exactamente el cereal de arroz, puedes ofrecerle pequeñas piezas de pan tostado, galletas saladas que se funden en la boca y pasta, incluso cocidas con un poco de salsa. En caso de dudar, trata de comer una pequeña porción de comida sola, en este caso se trata de buscar granos que puedan ser fácilmente engomados sin usar los dientes, se descompongan rápidamente y se puedan cortar en pedazos de 1/2- pulgada (1,27 cm), nota KidsHealth.org.

No retardes los lácteos


No retardes los lácteos.

Mientras que puedas haber oído que debes esperar para introducir productos lácteos a tu hijo hasta que tenga un año de edad, las nuevas recomendaciones de la Academia Americana de Asma, Alergia e Inmunología, anotan que está bien introducir productos lácteos después de pasar los 4 a 6 meses. Tu bebé podría tener experiencia con los productos lácteos como el yogur, por lo que podría estar interesado en probar los quesos blandos, fáciles de masticar. Por supuesto, si tu bebé ha tenido una sensibilidad o alergia hacia los lácteos, habla con tu pediatra acerca de los bocaditos de lácteos seguros.

Más carne por favor


Para bebés sin dientes, puedes ofrecer huevos duros o revueltos picados en corte grueso para un fácil acceso.

Mientras que la carne puede no ser la primera opción a la hora de considerar los bocaditos, la carne y los huevos son una excelente fuente de proteínas para el crecimiento de tu bebé. La carne debe ser cocinada y cortada en trozos pequeños 1/2 pulgada o menos, y haberse dado a los bebés con por lo menos un par de dientes —busca las carnes más suaves, como el pollo, en lugar de carnes duras o grasas como la de cerdo—. Tu pequeño carnívoro debe estar listo para la carne alrededor de los 7 a 10 meses. Para bebés sin dientes, puedes ofrecer huevos duros o revueltos picados en corte grueso para un fácil acceso.

Alimentos a evitar


Evita darle a tu bebé alimentos que le puedan provocar asfixia.

Si bien puedes estar ansioso por dar a tu pequeño a probar nuevos alimentos, ten cuidado. Siempre introduce nuevos alimentos de uno en uno, para que puedas vigilar y aislar cualquier posible reacción. Los peligros de asfixia se incluyen en alimentos como las uvas, los perros calientes, bombones, frutos secos, palomitas de maíz y los tomates cherry. Corta los alimentos en pedazos pequeños y redondos de no más de 1/2 pulgada antes de servir, según la Academia Americana de Pediatría, y evitar alimentos pegajosos que puedan ser difíciles de tragar.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por ariadna delgado