Bocadillos saludables para comer con guacamole

Gracias a la relativamente alta cantidad de grasa en el aguacate, el guacamole ha ha obtenido una mala reputación en ciertos círculos dietéticos. Los aguacates contienen grasa mono-insaturada, y que, de hecho es una grasa "saludable" que puede contribuir a mejorar los niveles de colesterol. También proporcionan cantidades significativas de fibra, potasio y numerosas vitaminas. Para un aperitivo saludable o antojo entre comidas, disfruta de una porción moderada de guacamole con nutritivos refrigerios bajos en grasa.

Palitos de vegetales

Rebana tu vegetal favorito en un tiras de 2 a 3 pulgadas para sumergirlas fácilmente. Zanahorias, apio y pimentones funcionan muy bien. Saben bien con guacamole y, bien acomodados, hacen un platillo atractivo y colorido. Los palitos de vegetales no sólo son una deliciosa fuente de sabor crujiente, también proporcionan una gran variedad de vitaminas y minerales. Son bajos en calorías, que los hacen una opción perfecta para los aderezos densos como el guacamole.

Galletas

Reemplaza la tradicional tortilla frita con galletas integrales horneadas. No sólo eliminas una cantidad considerable de grasa, sino que también recibes los beneficios de un ingrediente integral. Los granos enteros, o sin refinar, son excelentes fuentes de fibra y potasio. Proporcionan a tu cuerpo carbohidratos complejos energizantes y han sido relacionados con un bajo riesgo de enfermedad del corazón, diabetes, ciertos cánceres y otros problemas de salud, de acuerdo a la Clínica Mayo.

Camarón

Los camarones, al igual que los aguacates han sido erróneamente acusados de tener efectos adversos en una dieta balanceada. También contienen grasas "saludables", en este caso, ácidos grasos omega 3, que ayudan a reducir numerosas riesgos de salud como enfermedades cardiacas y artritis. El camarón es una excelente fuente de proteína, selenio y varias vitaminas. Prepara el camarón como lo prepararías para un coctel tradicional; luego simplemente reemplaza la cosa roja por la cosa verde.

Quesadillas

Disfruta de una porción de guacamole en trozos de quesadillas caseras. Este es un bocadillo más abundante y sustancial, pero aún lleno de buena nutrición. Llena una tortilla de harina integral con ingredientes de tu gusto. Si incluyes carne, asegúrate que esté completamente pre-cocinada. Dobla la tortilla a la mitad, unta la cubierta con aceite de oliva, y hornea la quesadilla hasta que esté crujiente. Córtala en trozos para utilizar un aderezo. Mantén la grasa al mínimo utilizando carne magra cocinada en aceite en lugar de mantequilla.

Más galerías de fotos



Escrito por alison datko | Traducido por luis de la torre