Bocadillos saludables altos en proteínas

La proteína, de acuerdo con los Centers for Disease Control, se encuentra en todos los músculos, tejidos y células de tu cuerpo. Las proteínas en el cuerpo se desgastan y deben ser reemplazadas por medio de la alimentación. El Institute of Medicine recomienda a la mayoría de las personas consumir del 10 al 35% del total de calorías que ingieren a diario de las proteínas. Para una dieta promedio de 2000 calorías, esto equivale a unos 50 gramos o más de proteína todos los días. La carne, los embutidos, los mariscos y los huevos son comúnmente reconocidos como alimentos comunes ricos en proteínas. Sin embargo existen otros alimentos, de origen tanto animal como vegetal, que pueden representar fuentes ricas de proteína, no sólo para la hora de la comida, sino también como bocadillos entre comidas.

Nueces y semillas

Una onza de nueces, de acuerdo con el United States Department of Agriculture Nutrient Database, contiene entre 4 y seis gramos de proteína. La Harvard University School of Public Health no sólo dice que la nueces sean una fuente rica de proteínas sino que también afirma que pueden reducir el riesgo de enfermedades cardíacas si se consumen varias veces a la semana, Es importante evitar comer demasiadas nueces, debido a que contienen de unas 150 a 200 calorías por onza. Pero comer nueces en lugar de papas fritas puede representar una alternativa de refrigerio saludable. Las semillas como de girasol y de calabaza, también son ricas en proteínas, contienen de 6 a 9 gramos por onza.

Batidos y otros bocadillos basados en lácteos

Una mezcla de fruta picada con miel, con una taza de yogur, puede ayudarte a crear un licuado rico en proteína para beber como tentempié entre comidas. Una raza de yogur, sola o como parte de un licuado, puede proporcionar de 8 a 13 gramos de proteína, dependiendo de la marca y del tipo de yogur. Además, 1 onza de queso proporciona aproximadamente 7 gramos de proteína, de acuerdo con el United States Department of Agriculture Nutrient Database. El queso puede ser consumido por sí solo o partido en trozos y acompañado con galletas integrales para hacer un bocadillo rico en proteínas. También un vaso de leche o de leche con chocolate, de 8 gramos de proteína por porción, puede proporcionar la proteína necesaria después de ejercitarse o entre comidas.

Cereal y granola

Los cereales de fibra y de trigo integral pueden proporcionar entre unos 3 y 6 gramos de proteína por porción, según el United States Department of Agriculture Nutrient Database, Una taza de cereal seco, o con media taza de leche baja en grasa o descremada, te puede proporcionar un tentempié rico en proteínas para después de ejercitarte, entre comidas o como una alternativa de postre dulce pero saludable. Además, si le agregas una media taza de granola, la cual contiene cerca de 4 gramos de proteína, puede acompañarse con pasas o con otros frutos secos, como con una mezcla rica en proteína o para ponerle encima a tu yogur.

Otras ideas de bocadillos altos en proteínas

Una cucharada de hummus contiene 1 gramo de proteína, la crema de maní contiene 4 gramos, o el queso crema 1 o 2 gramos de proteína; untados sobre galletas o sobre tallos de apio pueden constituir un bocadillo saludable y rico en proteínas. Otras ideas incluyen 1 onza de salami, media taza de pudín bajo en grasa o una barra de granola de una onza; todas ellas proporcionan entre 3 y 4 gramos de proteína.

Más galerías de fotos



Escrito por staci gulbin, ms, med, rd, ldn | Traducido por reyes valdes