Cómo ir al trabajo en bicicleta sin transpirar

Algunos de los motivos por los cuales las personas prefieren ir en bicicleta a sus trabajos incluyen el hecho de disfrutar estar al aire libre, ahorrar en gasolina o en boletos de autobús, hacer más ejercicio y no tener que soportar el tráfico rutinario. Una desventaja es que el esfuerzo físico de andar en bicicleta puede causar que transpires, lo que no es particularmente adecuado para las vestimentas de trabajo.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Prendas de ejercicio absorbentes
  • Bicicleta motorizada para ir y volver del trabajo

Instrucciones

  1. Anda en tu bicicleta a un ritmo moderado cuando te dirijas al trabajo por la mañana. Aunque parte del motivo de ir en bicicleta al trabajo es tu nivel de actividad, andar a un ritmo moderado en lugar de a uno de ejercicio puede ayudarte a no transpirar. De todas formas fortificarás tus músculos, quemarás calorías y disfrutarás estar al aire libre, pero llegarás a tu oficina correctamente arreglado para tu día de trabajo. Deja la velocidad de carrera para el viaje de regreso a tu hogar.

  2. Vístete con ropas livianas si tienes que usar tu vestimenta de trabajo en tu viaje en bicicleta para evitar tener demasiado calor a causa de varias capas de prendas. Usa tus pantalones y una camisa, pero lleva tu suéter o chaqueta en una mochila y póntelos cuando llegues al trabajo.

  3. Usa ropas para hacer ejercicio que sean absorbentes en el caso de que puedas cambiarte al llegar al trabajo. Absorbente quiere decir que tus prendas tomarán la transpiración y la humedad de tu cuerpo, lo que te ayudará a mantenerte más seco y sin olores. Muchos fabricantes de vestimenta deportiva ofrecen prendas con esta característica de absorción.

  4. Bebe una botella de agua fría mientras estés en tu bicicleta. El agua puede ayudarte a mantenerte hidratado y también a mantener tu temperatura corporal bajo control.

  5. Mantén tu mochila lo más liviana posible llevando solamente las cosas necesarias. Cuanto más peso lleves al andar en bicicleta, más esfuerzo tendrás que hacer, lo que puede provocar que transpires más. Lleva solamente las cosas absolutamente necesarias y deja el resto en tu hogar.

  6. Tómate un descanso en tu viaje en las mañanas que sean especialmente calurosas o con mucha humedad. Toma un medio de transporte público o ve al trabajo en automóvil con un amigo, pero lleva tu bicicleta para que puedas volver en ella a tu hogar por la tarde.

  7. Usa una bicicleta motorizada para ir y volver del trabajo. Estas bicicletas usan un motor eléctrico a batería, además de los pedales, para hacer que tu viaje sea más sencillo. Menos esfuerzo físico puede resultar en menos transpiración. Aunque tu nivel de actividad disminuye de esta manera, aún podrás disfrutar de estar al aire libre ayudando al ambiente, ya que no necesitas gasolina, y posiblemente tu viaje al trabajo tomará menos tiempo.

Más galerías de fotos



Escrito por beth rifkin | Traducido por azul benito