La bicicleta reclinada es un ejercicio para aplanar el estómago

Usando una bicicleta reclinada quemarás calorías, así que puedes perder peso en todo el cuerpo, incluyendo el estómago. No va a reducir en lugares especializados, o permitir que pierdas peso en una sola área. Andar en bicicleta también puede mejorar la apariencia de los músculos abdominales: Mientras pierdes grasa en todo el cuerpo, la grasa en tu abdomen también disminuirá, por lo que tu aspecto del abdomen estará más tonificado, especialmente si combinas la bicicleta con ejercicios de fortalecimiento abdominal.

Calorías

Andar en bicicleta reclinada es una forma eficaz de realizar ejercicio aeróbico para quemar calorías. Establece un curso en tu bicicleta reclinada que incluya varios cerros para quemar más calorías mientras haces ejercicio. Pedalear rápido o aumentar la resistencia también quemará más calorías. Tu consumo de calorías también dependerá de tu peso. Si una persona de 120 libras pedalea durante 30 minutos, quemará 190 calorías, mientras que una persona que pese 180 libras quemará 286 calorías. Trata de alcanzar entre 30 a 60 minutos, cinco días a la semana con actividad aeróbica. Más 60 minutos pueden ser necesarios para perder peso.

Músculos abdominales

Si mueves el asiento más cerca de los pedales, puedes fortalecer los músculos abdominales inferiores. Acercándote a los pedales reducirás la cantidad de energía que las piernas pueden contribuir al pedalear, haciendo que involucres los músculos abdominales inferiores. También trabajarás los muslos, los glúteos y los músculos de la pantorrilla. Puedes realizar otros ejercicios de fortalecimiento abdominal, tales como abdominales sobre una pelota de estabilidad, además de tonificar los músculos del estómago.

Comparación

Elige la bicicleta reclinada sobre otros tipos de equipos cardiovasculares si lo disfrutas más. Usando la bicicleta reclinada a un ritmo moderado quemarás más calorías que caminando a un ritmo 3 mph, pero menos calorías que usando la máquina elíptica. Tanto el entrenador elíptico como la bicicleta reclinada trabajan predominantemente la parte inferior del cuerpo, con menos impacto que una caminadora. Algunos entrenadores elípticos tienen asas que también trabajan la parte superior del cuerpo.

Recomendaciones

Dedica cinco minutos de estiramiento de tu cuerpo bajo antes de usar la bicicleta reclinada. Antes de comenzar, desliza el asiento hasta el punto donde tengas una ligera flexión de rodilla cuando la pierna está del lado posterior del pedal. Realiza un calentamiento liviano para preparar los músculos y aumentar tu temperatura corporal central. Mantén una postura recta, no te inclines hacia adelante. Consulta con un médico antes de comenzar cualquier nuevo programa de ejercicios.

Más galerías de fotos



Escrito por erin beck | Traducido por franco castro