Cómo hacer a la bicicleta de piñon fijo más fácil de pedalear

Cuando estás montando una bicicleta sin cambios (ya sea una bicicleta de piñon fijo o una bicicleta playera) desearás ser capaz de pedalear con relativa facilidad. Si encuentras que estás trabajando muy duro para hacer girar las ruedas y llegar a donde quieres ir, algunos arreglos básicos pueden facilitarte un poco las cosas.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Lubricante para cadenas
  • Inflador de bicicleta
  • Pedales con jaula
  • Llaves Allen

Instrucciones

  1. Engrasa la cadena. Primero comprueba si hay pedazos de suciedad o residuos en la cadena y elimínalos. Luego rocía la cadena y limpia el exceso de lubricante.

  2. Ponle aire a los neumáticos, la presión baja de los neumáticos hace que sea muy difícil pedalear eficientemente. Mira el lateral del neumático su nivel "psi" recomendado y hazlo coincidir con la presión o "libras por pulgada cuadrada" indicada en el manómetro del inflador. Tendrá unos 80 a 130 psi para los neumáticos de carretera, 30 a 50 psi para los neumáticos de montaña y de 50 a 70 para los híbridos.

  3. Ajusta el asiento. Tener un asiento demasiado alto o demasiado bajo puede hacer que tu bicicleta sea más difícil de pedalear. Coloca la bicicleta cerca de una pared, coloca el brazo en la pared para su estabilidad y luego haz que un amigo sostenga la bicicleta mientras te sientas en el asiento y colocas los pies en los pedales. En la parte inferior de tu golpe de pedal (basicamente es cuando el pie está más cerca de la tierra) la pierna debe estar extendida en un 80 a 90%. El asiento también debe estar paralelo al suelo (no inclinarse hacia adelante o hacia atrás) para la mayoría de las personas.

  4. Añade jaulas para los dedos del pie en los pedales. Cuando los dedos de los pies estén recubiertos con jaulas, serás capaz de tomar ventaja de la parte de "superior" de tu golpe de pedal.

Más galerías de fotos



Escrito por nicole vulcan | Traducido por luis eduardo barbosa