¿Una bicicleta trabaja las pantorrillas?

Si alguna vez has notado las piernas cinceladas de los ciclistas profesionales, tienes ya una idea del impacto que tiene el ciclismo sobre la musculatura de la pierna. Una rutina regular de ciclismo, ya sea en carreteras, senderos de montaña o dentro de tu gimnasio local, puede ayudarte a tonificar y fortalecer los músculos de la pantorrilla. Ubicadas en la zona superior de tu pierna baja, las pantorrillas son necesarias para el empuje que las piernas hacen cada vez que pedaleas.

Músculos de las piernas para el ciclismo

Los músculos gemelos y sóleos de las pantorrillas trabajan junto con los tendones de la corva y los cuádriceps de la pierna superior, para mantener a tus pies pedaleando. Los músculos trabajan en conjunto para utilizar las piernas como palancas, manteniendo las espinillas cortas en movimiento continuo. La diferencia de longitud entre el muslo y la espinilla es un factor en la eficiencia del movimiento de pedaleo.

Cuidando tus pantorrillas

Para evitar lesiones o tensiones, calienta tus pantorrillas y otros músculos de las piernas antes de montar en bicicleta. Anda de cinco a 10 minutos en bicicleta a la mitad de tu intensidad habitual, dándole a tus pantorrillas la oportunidad de adaptarse a un ejercicio más intenso. Una vez que hayas calentado, bájate de la bici y haz estiramientos de pantorrilla. Para un estiramiento básico, posiciona tus pies uno delante del otro, separados por lo menos a un pie de distancia. Párate en un lugar donde haya una pared frente a ti a una longitud del brazo. Manteniendo el tronco erguido, dobla la pierna delantera por la rodilla y mantén la pierna de atrás recta. Cambia tu peso hacia delante, manteniendo una postura erguida del tronco. Debes sentir que la pantorrilla de la pierna de atrás se acopla. En caso necesario utiliza la pared como soporte.

Solución de problemas

Si, después de los calentamientos y estiramientos adecuados, todavía presentas distensión o molestias en las pantorrillas, lo más probable es que hayas adoptado un entrenamiento de ciclismo demasiado exigente. Puedes reducir la tendencia a sufrir calambres manteniendo una adecuada ingesta de sal. Tomar bebidas deportivas en lugar de agua puede ayudarte a mantener alto tu nivel de sodio. Cuando estés en la bicicleta, puedes pararte en los pedales y dejar caer uno de tus talones. Deberás sentir como se estira la pantorrilla suavemente mientras que lo haces. Si no está notando la definición en las pantorrillas que estás buscando, es posible que debas corregir tu postura. Consulta con un entrenador personal para verificar que hayas ajustado el marco de la bicicleta de acuerdo a tu cuerpo.

Beneficios adicionales

Además de edificar la masa muscular, andar en bicicleta quema calorías rápidamente, por lo que es un medio eficaz para la pérdida de peso. De acuerdo con Medical News Today, el ciclismo a un ritmo moderado puede quemar alrededor de 300 calorías en una hora. Además, el aspecto de entrenar la fuerza con el ciclismo aumenta la eficiencia metabólica, ayudando a tu cuerpo a quemar grasa más rápidamente. Si tienes problemas en las articulaciones como artritis, el ciclismo es una forma excepcional de bajo impacto para un ejercicio aeróbico de alta intensidad.

Más galerías de fotos



Escrito por danielle hill | Traducido por ana karen salgado beltrán