¿Una bicicleta fija trabaja los glúteos?

Subirse regularmente a la bicicleta fija ofrece los mismos beneficios que cualquier otro ejercicio cardiovascular. Puede ayudarte a mantener tu peso, mejorar tu circulación, elevar tus niveles de energía y reducir el riesgo de muchas afecciones y enfermedades. También es un gran quemador de calorías: una persona de 150 libras (68 kg 38 g) quema entre 476 y 714 calorías durante una hora de ejercicio moderadamente intenso en una bicicleta estacionaria. El ejercicio se centra principalmente en las piernas. Sin embargo, variando la manera en la cual pedalees puedes trabajar tus glúteos.

Pedaleo

Cualquier tipo de ciclismo (sea en una bicicleta fija accionada por una correa, en una bicicleta casera impulsada por una cadena o en una bicicleta tradicional para andar al aire libre) va a proveerte de ejercicio cardiovascular que trabajará tus piernas. Los músculos específicos centran la carga de trabajo en puntos específicos de la anatomía de un pedaleo. Desde el ángulo superior al inferior de la rueda empujas el pedal con la parte posterior de tus piernas. Si tus pies están ajustados a los pedales de la bicicleta con compartimientos para los pies y correas, la parte posterior de las piernas se levanta a través de la mitad de la parte trasera del pedal cerca del punto más bajo y el punto más alto del círculo.

Músculos de las piernas

El grupo de cuatro músculos grandes en el frente de tu muslo son los quadríceps. Los quadríceps extienden, o fortalecen, tu rodilla en la parte de empuje del pedaleo. El grupo de músculos en la parte trasera de tus muslos son tus tendones. Trabajan en oposición a tus quadríceps, flexionando tu pierna para levantar la mitad del pedaleo trasero. Tus quadríceps y tus tendones son los músculos motores del ciclismo en interiores o al aire libre. El par de músculos que abarcan tus pantorrillas están se utilizan mucho en todo el proceso de pedaleo. Tus pantorrillas son secundarias a tus quadríceps y tendones; sin embargo, no se cansan tan rápido.

Músculos de las caderas

Como tus músculos de las piernas, los músculos de tus caderas también se sitúan para trabajar en oposición de uno a otros. Una bicicleta estacionaria requiere que tus piernas se muevan en un patrón muy específico que solo utiliza los músculos en el frente y en la parte trasera de tus caderas, que son tus músculos flexores de la cadera y tus glúteos. Tus flexores, incluyendo tus iliopsas, levantan tus quadríceps hacía arriba y adelante. Al estar sentado, tus flexores están trabajando constantemente. Los tres músculos más grandes que comprenden tus glúteos actúan para llevan tus tendones hacía la mitad de la parte trasera del pedaleo. Sin embargo, al estar sentado, tus músculos trabajan menos.

Trabajando tus glúteos

Para a trabajar tus glúteos en una bicicleta estacionaria debes añadir resistencia y levantarte de la silla de montar. Cuando estás en una posición sentada tus gluteos están estirados (es decir que no se contraen). Pararte en los pedales y correr con una cantidad mínima de resistencia trabaja tus quadríceps, pero si añades más resistencia estimulas tus glúteos como si estuvieras escalando. Cuando tus piernas tienen más resistencia para trabajar, tus tendones y tus glúteos tienen una carga más grande al llegar a la mitad del pedaleo trasero. Hacer ciclismo sin sentarte en la silla permite que tus glúteos se contraigan más para asistir mejor a tus tendones. Para trabajar más óptimamente tus glúteos utiliza compartimientos para los pies y correas.

Más galerías de fotos



Escrito por meg campbell | Traducido por karly silva