Beta-sitosterol vs. palmito salvaje

El beta-sitosterol y el palmito salvaje (también conocido como palma enana americana o saw palmetto) son dos tratamientos populares para los hombres con hipertrofia prostática. Ambos tratan los síntomas de agrandamiento de la próstata y tienen poco, si no es que ningún, efecto sobre el tamaño de la próstata en sí. El beta-sitosterol también se utiliza como un método para reducir el colesterol. Ninguno debe tomarse sin consultar primero con el médico.

Beta-sitosterol

El beta-sitosterol es un miembro de la familia de los esteroles que se encuentra en muchas plantas, incluidas las semillas de calabaza y las bayas de palmito salvaje. Está disponible como un suplemento en tableta, pero es más común que se añada a los alimentos como el yogur y la margarina. Inicialmente fue ampliamente utilizado por sus propiedades para reducir el colesterol antes de que las estatinas fueran creadas, y ahora es visto como un método adicional para reducir el colesterol, en lugar de ser el tratamiento primario. El University of Maryland Medical Center señala que cuando fue probado en pacientes con problemas de hiperplasia prostática benigna, hubo mejora en el flujo de orina y una reducción en la orina restante en la vejiga.

Palmito salvaje

El palmito salvaje es el tratamiento herbal más popular para la hiperplasia prostática benigna en Estados Unidos. Este proviene de la palmera enana y generalmente se cultiva en el sureste de Estados Unidos. Se encuentra disponible en muchas formas, siendo los comprimidos de extracto los que se usan con mayor frecuencia en los estudios clínicos como un tratamiento para los problemas de próstata. La Mayo Clinic afirma que hay una fuerte evidencia científica que apoya el uso del palmito salvaje como un tratamiento para la hipertrofia prostática. También se utiliza a menudo para otras enfermedades, tales como la pérdida de cabello en los hombres y el cáncer de próstata, pero la Mayo Clinic dice que se necesitan más pruebas para determinar su efectividad en esas áreas.

Dosis

La dosis típica para el palmito salvaje en el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata es de 320 mg del extracto por día. El extracto predilecto contiene entre 85 y 95 por ciento de ácidos grasos y esteroles. La dosis de beta-sitosterol varía en gran medida dependiendo de su uso previsto. Para la hiperplasia benigna de próstata, la dosis sugerida es de entre 60 mg y 130 mg por día. Cuando se utiliza como un medicamento para reducir el colesterol, la dosis sugerida es de entre 1,5 g y 3 g por día. Las margarinas destinadas a disminuir el consumo de colesterol normalmente contienen 2 g por porción.

Seguridad

El palmito salvaje es considerado un suplemento seguro, con raros casos de dolores de cabeza, diarrea o estreñimiento. El mal aliento y el dolor de estómago son algunos de sus efectos secundarios más frecuentes. Las mujeres deben tener mucho cuidado al utilizar el palmito salvaje, debido a su potencial para causar cambios en las hormonas. Las mujeres que están embarazadas o en período de lactancia no deben usar el palmito salvaje. El beta-sitosterol se considera seguro cuando es consumido en la margarina en las dosis prescritas. Se ha demostrado que los esteroles vegetales reducen la absorción de beta-caroteno, alfa caroteno y vitamina E. Consulta a tu médico antes de comenzar a usar cualquiera de estos productos.

Más galerías de fotos



Escrito por a.g. moody | Traducido por josé antonio palafox