Beneficios de la vitamina C en el cuidado de la piel

La vitamina C, también conocida como ácido ascórbico, sirve para varias funciones en el cuerpo humano. Algunas de estas funciones ayudan al cuerpo a mantener la piel sana. Debido a que el cuerpo no almacena la vitamina C en sus tejidos, debe consumirse de forma regular. Las naranjas, limones, limas, pimientos, brócoli y pomelo son buenas fuentes de vitamina C.

Efecto antioxidante

Cuando el oxígeno interactúa con algunas moléculas, se forman radicales libres. Los radicales libres se componen de átomos con electrones no apareados. Cuando los radicales libres reaccionan con el ADN o las membranas de las células, causan la muerte celular o la función anormal de las células. Este daño celular juega un papel en el cáncer y otras enfermedades, de acuerdo con la Universidad de Rice. La vitamina C actúa como un antioxidante, una sustancia que previene el daño celular causado por los radicales libres. Este efecto antioxidante protege la piel de la radiación ultravioleta y los efectos de la exposición a la luz solar.

Curación de heridas

El cuerpo utiliza la vitamina C para reemplazar tejidos de la piel dañada por tejido cicatrizado, lo que ayuda a curar las heridas correctamente. Este tejido conectivo tiene un suministro de sangre limitado, por lo que aparece más pálido que el tejido original. El tejido cicatricial también tiene una función y sensación limitadas. Las heridas que sanan lentamente pueden indicar una deficiencia de vitamina C, según el sitio web de The World’s Healthiest Foods.

Producción de colágeno

La vitamina C ayuda al cuerpo a producir colágeno, una proteína estructural que ayuda a formar huesos, tendones y ligamentos. Existen varios tipos de colágeno que proporcionan una estructura a los tejidos del cuerpo, pero el tipo I y el tipo III tienen el mayor efecto sobre la piel, de acuerdo con SmartSkinCare.com. El colágeno tipo III hace que la piel de los jóvenes sea muy suave. A medida que la gente envejece, el colágeno tipo I reemplaza el colágeno tipo III.

Regeneración vitamina E

La vitamina E también sirve como un antioxidante en el cuerpo humano. La vitamina C puede desempeñar un papel en la regeneración de la vitamina E oxidada, que es la vitamina E que interactúa con los radicales libres para prevenir el daño celular. La vitamina E tiene varias funciones importantes relacionadas con la piel. Protege la piel de los rayos UV y de acuerdo con el University of Maryland Medical Center, puede mejorar la textura de la piel y reducir la profundidad de las arrugas de la piel.

Estructura de los vasos sanguíneos

El colágeno también proporciona la estructura para los vasos sanguíneos, por lo que el cuerpo necesita vitamina C para un sistema vascular sano. Los pequeños vasos sanguíneos debajo de la piel llevan el oxígeno y los nutrientes que mantienen la piel sana. Sin suficientes nutrientes, la piel puede llegar a ser áspera o seca. Algunas cremas para la piel contienen vitamina C para mejorar la apariencia y la textura de la piel.

Más galerías de fotos



Escrito por leigh ann morgan | Traducido por mario francia