Beneficios terapéuticos de los jacuzzis

Durante miles de años, las personas han utilizado las fuentes termales para la relajación y para aliviar el dolor. En los años 40, Candido Jacuzzi desarrolló una bomba sumergible para brindar tratamientos de hidroterapia a su hijo, que sufría de artritis reumatoidea. Este avance tecnológico se desarrolló a partir de un tratamiento terapéutico y se convirtió en un elemento de lujo conocido como el jacuzzi. Si bien es poco común que un médico recete un jacuzzi como tratamiento, éstos sí ofrecen beneficios terapéuticos.

Alivio del dolor y rigidez muscular

La calidez del agua tiene el mismo impacto que una bolsa caliente sobre el músculo dolorido. En lugar de ser calor radiante, el agua caliente envuelve a todo el cuerpo y alivia la rigidez muscular. El agua presurizada que sale de los agujeros de las paredes, asientos y suelo actúa como un masajeador específico, aplicando presión directa sobre el músculo tenso o dolorido. Realizar ejercicios leves o estirar los músculos en un jacuzzi mejora la flexibilidad ya que los miembros y los músculos se pueden mover libremente, sin la presión del peso del cuerpo.

Alivio del dolor de artritis

El agua también hace que el cuerpo sea más liviano, lo que permite el movimiento libre de articulaciones sin peso o presión. El cuerpo pesa aproximadamente un 90 por ciento menos cuando se sumerge en el agua, de acuerdo a Human Kinetics. Al remover el estrés de las articulaciones, el cuerpo puede moverse libremente, sin el dolor ocasionado por la artritis. La "Arthritis Foundation" (Fundación de Artritis de Estados Unidos) promueve que los que sufren de artritis y poseen los beneficios de una obra social que cubra el ejercicio acuático consideren instalar un jacuzzi para la relajación muscular y para aliviar el dolor y la rigidez.

Flujo sanguíneo mayor

La "American Heart Association" (Asociación Cardíaca de Estados Unidos) informa que los jacuzzis provocan la dilación de los vasos sanguíneos y, por ello, incrementan el flujo y la presión sanguínea a lo largo del cuerpo. Esto ayuda a las personas que sufren de dolores musculares o en las articulaciones ya que brinda oxígeno y enzimas al sitio dolorido.

Sueño profundo

En la sección de "Healthy Sleep Tips" (consejos para dormir mejor), la "National Sleep Foundation" (Fundación de Sueño Nacional de Estados Unidos) (NSF, por sus siglas en inglés) dice que "sumergirse en agua caliente antes de irse a dormir puede facilitar la transición a un sueño más profundo". La NSF advierte, sin embargo, que no debes irte a dormir con mucho calor y recomienda que transcurran entre 60 y 90 minutos entre que sales del jacuzzi y te acuestas.

Más galerías de fotos



Escrito por jared paventi | Traducido por florencia prieto