Beneficios de los suplementos de ajo

El sabor característico del ajo (garlic) lo convierte en un ingrediente popular de muchas recetas, pero este bulbo comestible también ofrece beneficios para la salud. Según el University of Maryland Medical Center, los beneficios del ajo provienen de su alto contenido de antioxidantes, que combaten los radicales libres que causan infecciones y mutaciones celulares. Los suplementos de ajo son seguros para la mayoría de las personas, pero el University of Maryland Medical Center advierte que consumir estos suplementos puede causar problemas estomacales, mal aliento y olor corporal.

Mejora el colesterol

Existen bastante evidencia científica que afirma que los suplementos de ajo pueden reducir las lipoproteínas de baja densidad, o LDL, un tipo de colesterol que puede acumularse en las arterias y, con el tiempo, causar problemas cardiovasculares graves. Medline Plus, el recurso por Internet de información sobre salud de la U.S. National Library of Medicine y los National Institutes of Health, sostiene que el ajo puede reducir los niveles de LDL y colesterol total en sangre en un período de menos de 12 semanas, pero se necesita más investigación para determinar si los beneficios son a largo plazo.

Prevención de resfriados

El consumo de suplementos de ajo puede reducir el riesgo de contraer resfriados y te ayuda a recuperarte más rápido cuando te enfermas, así lo establece el University of Maryland Medical Center. Aunque el estudio citado por el Medical Center sólo incluyó a 150 personas, los participantes que tomaron suplementos de ajo se resfriaron mucho menos que aquellos que no lo hicieron y, además, se recuperaron de sus resfriados con mayor rapidez.

Mejora la función inmune

Según el National Center for Complementary and Alternative Medicine, el ajo puede prevenir algunas formas de cáncer al mejorar la efectividad del sistema inmune, aunque no existencia evidencia clínica que avale esta información. Sin embargo, el University of Maryland Medical Center informa que algunos estudios en donde se evaluaron personas durante una cantidad de tiempo determinada, mostraron una correlación entre el consumo regular de ajo y el menor riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer, el Medical Center cita específicamente el cáncer de colon y el de estómago, así que se necesita más información para confirmar si el ajo efectivamente reduce estos riesgos.

Otros posibles beneficios

Según el University of Maryland Medical Center, las primeras investigaciones sobre el ajo sugieren que puede tener beneficios adicionales. Las propiedades antifúngicas y antibacterianas podrían combatir afecciones tales como la tiña, hongos en la piel y úlceras estomacales. El ajo puede aumentar los niveles de energía para combatir la fatiga. Se necesita más investigación para determinar si estos beneficios tienen respaldo científico.

Más galerías de fotos



Escrito por holly l. roberts | Traducido por valeria d'ambrosio