Beneficios sociales de los deportes de equipo para niños

Todos los tipos de deportes pueden beneficiar a un niño construyendo confianza en sí mismos y promover un bienestar mental y físico. Los deportes de equipo, en particular, le proporcionan beneficios sociales adicionales. Si un niño es la estrella del equipo o de la segunda serie, el aspecto de equipo enseña habilidades que un niño puede utilizar en los deportes y en la vida cotidiana.

Actitud de equipo

Los deportes de equipo promueven una actitud de equipo. Los entrenadores suelen decir, "No hay 'yo' en el equipo", lo que significa que una persona no gana ni pierde el juego. Los niños trabajan cooperativamente juntos por un objetivo común. La actitud del equipo le enseña que, si bien no siempre puede controlar el resultado del juego, siempre debe hacer su mejor esfuerzo y apoyar a sus compañeros de equipo. Siempre se debe mostrar un buen espíritu deportivo, porque una mala actitud se refleja negativamente en todo el equipo.

Responsabilidad

En un deporte individual, perderse una práctica sólo perjudica al atleta individual. En un deporte de equipo, lo que un miembro hace afecta a todo el equipo. Como parte de este, él aprende la responsabilidad de ir a practicar aunque no tenga ganas. La participación en cualquier deporte promueve la administración del tiempo, porque tiene que organizar su tiempo para las tareas, los quehaceress y la práctica de deportes; sin embargo, la administración del tiempo es especialmente importante para un deporte de equipo, porque cuando él llega tarde o sin preparación a un juego o encuentro, no sólo se está fallando él mismo, sino que está defraudando a todo el equipo.

Resolución de problemas

Jugar en un equipo puede enseñar dos clases de resolución de problemas: estrategias para vencer al oponente y la resolución de conflictos entre compañeros de equipo. En el primero, un niño puede trabajar con su equipo para crear jugadas para contrarrestar la defensa del oponente o el niño podría discutir la realización de sustituciones de jugadores para que coincida con los puntos fuertes de los equipos rivales. En el segundo, aprende a renunciar a desacuerdos con sus compañeros de equipo. Se puede aprender a comunicarse con una variedad de niños de diferentes orígenes, algunos que podrían ser fuertes y mandones, y otros que podrían ser tímidos y sumisos.

Paciencia

A veces, en los deportes de equipo, esperar es el nombre del juego, y esto enseña paciencia. En un equipo de softball, un niño espera su turno al bate. En el equipo de natación, el nadador espera a que su compañero de equipo toque la pared para que pueda sumergirse y nadar en la carrera. Los ejercicios de práctica promueven la paciencia ya que el niño espera en la cola su turno para entrar al campo de juego. Este también puede practicar la paciencia ayudando y esperando a que un compañero de equipo aprenda una nueva jugada o a dominar una nueva habilidad.

Más galerías de fotos



Escrito por ivy morris | Traducido por jaime alvarez