Beneficios de sentarse sobre una pelota de equilibrio

Originalmente utilizada como una herramienta de terapia en Suiza en los años sesenta, la bola del ejercicio, o bola de estabilidad, es una pelota de caucho de gran tamaño utilizada en una variedad de regímenes de ejercicio, como Pilates, yoga y ejercicios de entrenamiento de fuerza. Aunque inicialmente puedes encontrar que sentarse encima de esta esfera llena de aire te distrae, hacerlo beneficia tu cuerpo de muchas maneras; independientemente de si eres un estricto gurú del acondicionamiento físico o un sedentario empedernido.

Aumenta la fuerza del torso

Sentarse en una bola de ejercicio aumenta la fuerza porque trabaja los músculos en el centro de tu cuerpo, incluyendo el abdomen, cadera, pecho y músculos de la columna vertebral. Situados profundamente dentro de tu cuerpo, muchos de estos músculos son poco utilizados y se encuentran flácidos, lo que puede contribuir a sufrir lesiones y tener mala postura. El acto de sentarse en la pelota de estabilidad requiere utilizar estos músculos para mantener tu cuerpo en equilibrio, lo que ayuda a tonificar y fortalecerlos en una forma que las máquinas de ejercicios tradicionales no pueden.

Mejora la cordinación y la postura

A medida que te acostumbras a sentarte sobre una pelota de equilibrio, las diferentes partes de tu cuerpo comienzan a trabajar juntas más eficazmente. Esta coordinación se desarrolla como un resultado directo de los esfuerzos de tu cuerpo para evitar que se caiga de la pelota y a menudo se refleja en tu vida cotidiana, ayudando a facilitar tu capacidad para realizar otras tareas. Del mismo modo, sentarte sobre una pelota de ejercicios regularmente mejora tu postura mediante el fortalecimiento de los músculos de la espalda que te ayudan a mantienen una columna vertebral erguida, afirma Colleen Craig, autora de "Pilates on the Ball".

Aumenta el equilibrio

Pierde el equilibrio sobre una pelota de ejercicios y caerás. Para evitar esta posible caída, tu cuerpo mantiene su equilibrio manteniendo su peso distribuido uniformemente mientras te sientas en la pelota de estabilidad. Cuanto más equilibrado esté tu cuerpo, te tambaleas menos. Esta habilidad para equilibrarse mejora a medida que pasas más tiempo sentándote sobre la pelota y surge en parte de la consciencia de cómo tu cuerpo se mueve en respuesta a los movimientos de la pelota. Inconscientemente practicas esta habilidad (llamada propiocepción) cada vez que usas una pelota de estabilidad, informa Craig.

Minimiza la labor de parto

Las mujeres embarazadas que padecen dolor de espalda y las contracciones de parto a menudo recurren a la pelota de equilibrio para aliviar el dolor. Sentarse sobre una pelota de ejercicios ayuda a abrir la pelvis, lo que ayuda al bebé a descender durante los últimos días y horas que preceden al parto. Rebotar suavemente sobre una pelota de equilibrio puede ayudar a aliviar el dolor de las contracciones, especialmente cuando se utilizan conjuntamente con otros métodos de naturales para aliviar el dolor, tales como los ejercicios de respiración y el masaje.

Más galerías de fotos



Escrito por regan hennessy | Traducido por maria del rocio canales