Beneficios saludables de los lignanos

Los lignanos son un grupo de compuestos químicos que se encuentran en alimentos de origen vegetal incluyendo semillas de lino, sésamo y semillas de calabaza y centeno. Cuando estos alimentos son digeridos, las bacterias intestinales activan los lignanos. Los lignanos se consideran fitoestrógenos, como señala el centro médico de la Universidad de Maryland, y pueden actuar como antiestrógenos en tu cuerpo. Se están realizando algunas investigaciones con respecto a sus propiedades anticancerígenas y antiinflamatorias, así como a su posible beneficio de reducir el riesgo de enfermedad cardíaca y disminuir los niveles de colesterol.

Cáncer

La fuente más rica de lignanos proviene de linaza triturada o macerada. Un estudio publicado en 2010 en el "British Journal of Nutrition" probó los lignanos de la linaza en relación con el cáncer. Han encontrado que los lignanos del lino pueden disminuir el riesgo de cáncer previniendo cambios celulares precancerosos, así como ralentizar la progresión y el movimiento de las células cancerosas. The Cancer American Society reporta que los lignanos pueden ayudar a reducir el crecimiento de cánceres relacionados con hormonas incluyendo el de próstata, mama y el cáncer de ovario, aunque es necesario realizar más investigaciones en humanos.

Enfermedad cardíaca

En 2006, el "American Journal of Clinical Nutrition" publicó investigaciones indicando que debido a sus efectos antioxidantes, los lignanos pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular. Según el Instituto Linus Pauling en la Oregon State University, no está claro si son los lignanos los que proveen la reducción del riesgo de enfermedad cardíaca, o es la combinación de nutrientes y fitoquímicos que se encuentra en alimentos como las semillas de lino. En general, una dieta que incluya semillas, granos enteros y verduras reducirá el riesgo de enfermedad cardíaca y proveera a tu cuerpo de lignanos.

Colesterol

En 2008, un estudio publicado en el "British Journal of Nutrition" mostró resultados prometedores con respecto a los niveles de colesterol y glucosa. Se realizó un estudio de 8 semanas en 55 pacientes, que se tradujo en un descenso inicial significativo en los niveles de colesterol total. Tomar lignanos regularmente parece reducir los niveles de colesterol LDL; sin embargo, aún se necesitan más investigaciones.

Más galerías de fotos



Escrito por rachel venokur-clark | Traducido por marco jiménez