Beneficios saludables de los granos maíz

El maíz ha sido un elemento básico en la dieta estadounidense. De hecho, la Universidad de Purdue informa que se cultivaba desde hace más de 5.000 años. La sémola de maíz es un polvo grueso hecho al moler el maíz de grano entero o granos de maíz sin cáscara que ayuda a aumentar tu ingesta de granos, y cada porción de media taza aporta 1 oz de granos sobre la ingesta diaria recomendada de 6 oz para mujeres y 7 para los hombres, según el Departamento de Agricultura de EE.UU.. Los granos cocidos ofrecen beneficios para la salud, ya que proporcionan vitaminas y minerales esenciales, y si se mezclan con ingredientes saludables, se tendrá una comida llena de nutrientes.

Bases de la nutrición

Cada porción de media taza de sémola de maíz cocida en agua contiene 156 calorías y proporciona 8 por ciento de las calorías que necesitas diariamente, en base a una dieta de 2,000 calorías. La mayor parte de sus calorías - 83 por ciento - proviene de su contenido de hidratos de carbono. La mayoría de los carbohidratos en granos proporcionan energía, combustible para el cerebro, mientras que los 1,7 gramos de fibra dietética que ofrece ayuda a reducir el colesterol y la prevención de enfermedades cardiovasculares. El maíz proporciona una pequeña cantidad de proteína, a 3 gramos por porción, y contiene menos de un gramo de grasa.

Hierro y selenio

El maíz también te ayudará a consumir más hierro y selenio. Cada porción cuenta con 7 microgramos de selenio - 13 por ciento de la ingesta diaria recomendada - y 1.2 miligramos de hierro. Esto proporciona un 7 por ciento de la recomendación de ingesta diaria de hierro para las mujeres y 15 por ciento para los hombres, establecido por el Instituto de Medicina. Tanto el hierro como el selenio activan las proteínas esenciales para la buena salud. Las proteínas hierro-dependientes en la circulación sanguínea ayudan a tus células a producir energía y permiten la síntesis de ADN, mientras que las proteínas dependientes de selenio apoyan el metabolismo muscular y la función de la glándula tiroides.

Vitamina B9

Incorpora granos en tu dieta como fuente de vitamina B-9, o ácido fólico. Necesitas vitamina B-9 para metabolizar los aminoácidos y los ácidos nucleicos - que son bloques de construcción utilizados para fabricar proteínas y ADN, respectivamente. La vitamina B-9 también podría desempeñar un papel en la metilación del ADN, un proceso que las células utilizan para regular la actividad de los genes. Cada porción de sémola de maíz tiene 93 microgramos de vitamina B-9 y ofrece un 23 por ciento de la recomendación de ingesta diaria, establecida por el Instituto de Medicina.

Consejos para porciones saludables

Mantén los granos sanos combinándolos con ingredientes saludables, como frutas frescas y frutos secos. Añade un puñado de arándanos y una onza de almendras crudas picadas o fresas y crema de avellana. Como otra alternativa, mezcla un puré de plátano en los granos cocidos, y luego cubre con canela y nueces picadas para hacer un "pan de plátano". Evita los aderezos altos en grasas saturadas, como el queso o la mantequilla.

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por mariela rebelo