Beneficios saludables del té de jazmín

El té de jazmín se ha producido en China durante casi 700 años y es el té con sabor chino más popular. Se suele elaborar con té verde, pero también se puede hacer de té oolong. Las hojas de té suelto de alta calidad se mezclan con pétalos de jazmín, dando al té un delicado sabor ligeramente dulce y aromático. Es particularmente saludable porque es alto en un grupo de poderosos antioxidantes conocidos como catequinas. Ofrece muchos beneficios para la salud, incluyendo un menor riesgo de padecer cáncer, frecuencia cardíaca baja, presión arterial, niveles de colesterol y accidente cerebrovascular.

Tasas bajas de cáncer de esófago

Un estudio publicado en "Nutrition" (Nutrición) encontró una relación inversa significativa entre la frecuencia de consumo de té y el riesgo de desarrollar cáncer de células escamosas del esófago. La gente del estudio que consumió el té sin fermentar, incluyendo té verde, oolong y de jazmín (el té sin fermentar es más alto en antioxidantes) tenían un 0,5 menor riesgo de desarrollo de SCC, comparada con aquellos que no tomaron té. El té negro está fermentado y por lo tanto no es tan alto en catequinas.

Humor calmado y tasa de corazón disminuida

Lo que hace único al té de jazmín es su aroma agradable y delicado. Esto proviene de mezclar las hojas de té con los pétalos de la flor del jazmín. Se ha encontrado que el olor del té de jazmín ofrece efectos sedantes. En un estudio publicado por el "European Journal of Applied Physiology" (Diario europeo de Fisiología aplicada), los investigadores han estudiado el efecto de la fragancia del té de jazmín en el estado de ánimo y la actividad de sistema nervioso autónomo de 24 voluntarios sanos. Tanto los olores del té de lavanda como el de jazmín calman el humor y disminuyen el ritmo cardíaco significativamente. Este efecto calmante es beneficioso para la hipertensión inducida por el estrés.

Riesgo reducido de apoplejía y colesterol bajo

Un estudio chino investigó si el consumo de té estada asociado independientemente con una prevalencia de accidente cerebrovascular. Los investigadores concluyeron que existe una fuerte correlación inversa entre beber té y el accidente cerebrovascular, independientemente de otros factores de riesgo. Cuanto más té se consuma, mayores serán los beneficios protectores. El consumo de más de 150 gramos de té al mes ( té verde, negro o de jazmín) fue estadísticamente significativo en la reducción del riesgo de padecer un accidente cerebrovascular. Aunque las investigaciones deben llevarse a cabo en los seres humanos para sacar conclusiones, estudios en animales han demostrado que el consumo de té de jazmín y té verde chino tienen sangre significativa y efectos para reducir el colesterol del hígado. Los niveles de colesterol elevados en la sangre aumentan el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca. Estos tés también pueden mejoran el colesterol de alta densidad lipoproteína ("bueno" o HDL) y el colesterol total, que es cardioprotector.

Más galerías de fotos



Escrito por michele turcotte, ms, rd | Traducido por maria gloria garcia menendez