Beneficios de salud de yoga vs. qigong

El yoga y el qigong son a la vez prácticas antiguas, aunque una viene de la tradición india y la otra es una herencia china. Ambas son prácticas de movimiento, aunque sus movimientos son generalmente diferentes en función. El yoga tiende a ser de moderado a rápido, incluye fuertes movimientos que se realizan durante un período de tiempo y que requieren una cierta cantidad de atletismo. El Qigong, por otro lado, es lentamente metódico, fluye de un movimiento a otro y puede ser practicado por cualquier persona.

Estado de meditación antes o después de los movimientos


Ambas prácticas se enfocan en la meditación.

Uno de los principales beneficios del yoga y el qigong es que ayudan a mantener un estado meditativo. El yoga utiliza movimientos para llegar allí, mientras que el qigong crea el estado de meditación antes de los movimientos. El libro "The Complete Idiot's Guide to T'ai Chi and Qigong", del autor Bill Douglas, menciona que el objetivo de qigong es iluminar la conciencia en tu vida física, mientras que el yoga te lleva a un lugar de paz. Cada uno tiene el mismo resultado, pero por una vía diferente.

Posturas estáticas vs. movimientos continuos


Las posturas estáticas y las que fluyen sirven a propósitos diferentes.

Otra diferencia entre el yoga y el qigong es que el yoga consiste principalmente en poses estáticas, mientras que en el qigong fluyen las posturas. Douglas señala que las posturas que fluyen pueden ser más beneficiosas como un modelo para la vida, ya que enseñan a los practicantes cómo mantener la concentración incluso ante cambios en aspectos externos. Al mismo tiempo, las posturas de yoga son mejores para el desarrollo atlético y la fuerza profunda, porque muchas de las poses requieren actividad muscular.

Ropa diferente


La ropa para la práctica del yoga puede ser más ajustada.

El yoga y el qigong también requieren diferentes prendas de vestir, que pueden importar en función del tamaño de tu cuerpo y cuán cómodo te sientes. Como Suzanne B. Friedman señala en el libro "Heal Yourself With Qigong", este no requiere que uses ropa especial cuando lo practicas. La ropa para esta práctica tiende a ser más suelta en general. La ropa del yoga, sin embargo, suele ser más ajustada al cuerpo, lo que te puede hacer sentir apretado o incómodo. Por lo tanto, tienes la posibilidad de elegir lo que funcione mejor para ti.

El qigong mejora el equilibrio


El qigong te beneficia si sufres de vértigo.

Otro de los beneficios de salud del qigong es que casi todos sus movimientos ayudan a mejorar el equilibrio, mientras que el yoga tiene sólo unos pocos movimientos centrados en el equilibrio. El movimiento del pie en qigong desafía constantemente el equilibrio y, por lo tanto, es el mejor acondicionador de equilibrio en el mundo. Si sufres de desorientación, vértigo o condiciones visuales relacionadas con el desequilibrio, el qigong puede ser una práctica más beneficiosa para ti que el yoga.

Más galerías de fotos



Escrito por christine garvin | Traducido por dennis de la barrera