Los beneficios para la salud de la sémola

La sémola, un grano molido grueso hecho de trigo, hace apariciones regulares en pastas, cuscús y pan, así como en cereales para el desayuno, tales como Cream of Wheat. Al igual que otros granos de trigo, la sémola contiene gluten, lo que la hace que no sea segura para las personas que padecen la enfermedad celiaquía o la sensibilidad al gluten. Sin embargo, si puedes incluir la sémola en tu dieta, obtendrás los beneficios de su contenido de nutrientes.

Información nutricional básica

Una porción de un cuarto de taza de sémola seca contiene 150 calorías; 10 por ciento de la ingesta diaria de energía en una dieta de 1500 calorías u 8 por ciento en una dieta de 2.000 calorías. La mayoría de estas calorías, alrededor de tres cuartas partes, provienen de los carbohidratos de la sémola. Estos carbohidratos sirven como una rica fuente de combustible para tus tejidos. Una porción de sémola también contiene 5,3 gramos de proteína, que nutre la piel y los músculos. La sémola es naturalmente baja en grasa, y cada porción contiene aproximadamente la mitad de un gramo de grasa.

Complejo vitamínico B

La sémola aumenta la ingesta de varias vitaminas del complejo B, especialmente el ácido fólico y la tiamina. Colectivamente, las vitaminas del complejo B apoyan tu metabolismo y aseguran que puedas convertir los alimentos en energía utilizable. La tiamina también también ayuda a tu cerebro y a los nervios para funcionen correctamente, mientras que el ácido fólico apoya a la producción de glóbulos rojos. Una porción de sémola cuenta con 109 microgramos de ácido fólico -aproximadamente una cuarta parte de tu requisito de ingesta, junto con el 28 por ciento de la ingesta diaria recomendada de tiamina para los hombres y 31 por ciento para las mujeres, según Institute of Medicine.

Selenio

Consume sémola como fuente de selenio. Tu cuerpo utiliza selenio, en combinación con otros nutrientes, incluyendo vitamina E, como un antioxidante. Esto significa que se evita la oxidación perjudicial de las membranas celulares y el ADN, que de otra manera contribuiría a las enfermedades, incluyendo enfermedades del corazón. Obtener suficiente selenio en tu dieta también fortalece tu sistema inmune para prevenir la infección. Una porción de sémola proporciona 37 microgramos de selenio, o dos tercios de tu consumo diario, según lo recomendado por Institute of Medicine.

Hierro

Agregar la sémola en tu dieta también ayuda a alcanzar la ingesta diaria de hierro recomendada. Cada porción ofrece 1,8 miligramos de hierro; el 10 por ciento del requisito de ingesta para las mujeres y 23 por ciento para los hombres, según Institute of Medicine. El consumo de una dieta rica en hierro beneficia a tu circulación, ya que tus glóbulos rojos (las células encargadas de hacer circular el oxígeno en la sangre) necesitan hierro para funcionar. El hierro también ayuda a las células a producir el combustible que necesitan para el funcionamiento del día a día.

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por martín giovana