Beneficios a la salud de las semillas de sandía

Cuando piensas en los beneficios a la salud que ofrece la sandía, las semillas probablemente no te vengan a la mente. Probablemente pienses en la dulce y jugosa pulpa, con las semillas como pensamiento posterior y solamente útiles para concursos de escupir. El hecho es que ellas son un rico refrigerio cuando se secan y tuestan y aunque su valor nutricional es limitado, es importante tomarlo en cuenta. NutritionData.com, un sitio de internet que reporta la información nutricional del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, enlista varios componentes nutricionales importantes de las semillas de sandía.

Proteína

Son muy altas en proteína, una taza de semillas secas contienen 30.6 g, lo cual es el 61% del valor diario recomendado. La proteína en las semillas de sandía consiste en varios aminoácidos, uno de los cuales es la arginina. Mientras que el cuerpo produce algo esta, la Clínica Mayo establece que hay ocasiones en que la gente necesita tomarla de manera adicional. Algunos de los beneficios de la arginina a la salud incluyen la regulación de la presión sanguínea y el tratamiento de la enfermedad coronaria. Hay muchos otros aminoácidos que se incluyen en la proteína de las semillas de sandía, como el triptofano, el ácido glutámico y la lisina.

Vitaminas B

Las semillas de sandía están cargadas con varios tipos de vitamina B. La Sociedad Americana de Cáncer reporta que las vitaminas B son necesarias para convertir la comida en energía y otras importantes funciones corporales. La vitamina B más prevalente en las semillas de sandía es la niacina, pues una taza de ellas secas contiene 3.8 mg, lo cual es el 19% del valor diario. La niacina también es importante para el mantenimiento del sistema nervioso, digestivo y la salud de la piel. Otras vitaminas B en la sandía incluyen folato, tiamina, riboflavina, vitamina B6 y ácido pantoténico.

Minerales

Los minerales abundan en las semillas de sandía. El magnesio es el mineral más abuntante, pesando 556 mg, o 139% de la ingesta diaria recomendada en una taza de semillas secas. De acuerdo a los Institutos Nacionales de Salud, el magnesio ayuda a regular la presión sanguínea y el metabolismo de los carbohidratos, lo cual tiene un efecto benéfico en el nivel de azúcar en la sangre también. Otros minerales importantes en ellas son el fósforo, hierro, potasio, sodio, cobre, manganeso y zinc.

Grasas

Lo más sorprendente sobre es el nivel de grasa que contienen. En una taza de semillas secas, hay 51 g de grasa, de los cuales 11 son grasa saturada. Las otras grasas son monoinsaturadas, poliinsaturadas, y ácidos grasos omega 6. La American Heart Association reporta que las grasas mono y poliinsaturadas reducen el colesterol en la sangre, y los ácidos grasos omega 6 pueden ayudar a reducir la presión sanguínea.

Más galerías de fotos



Escrito por traci joy | Traducido por lou merino