Los beneficios para la salud de la salsa picante

Los pimientos picantes, las salsas picantes y la salsa son los alimentos más saludables del planeta.

Los investigadores están trabajando en vincular los pimientos picantes con el tratamiento de la diabetes tipo 2, las enfermedades cardiovasculares, la inflamación, pérdida de peso y el cáncer.

La New Mexico State University es la sede del Chile Pepper Institute (que tiene la rara y loable particularidad de ser el único instituto interesante del mundo). Carol Turner es un especialista en nutrición en el Estado de Nuevo México. Cuando se le preguntó sobre la lista de los beneficios para la salud de los pimientos picantes, habló durante seis minutos sin parar, y sonaba como si estuviera dando la versión corta. "Los pimientos picantes ofrecen una gran cantidad de beneficios en los que no solemos pensar", dijo Turner . La mayoría de nosotros pensamos en sabores picantes cuando hablamos de salsa picante. Turner y sus colegas del Chile Pepper Institute, un grupo de personas que probablemente tenga el mejor descanso para almorzar del mundo, ven a los pimientos picantes como más que eso. Llámalo "la paradoja del Pimiento Picante". Todo acerca de pimientos picantes y gritos de salsa picante, "¡no lleves esa cosa a tu boca, maníaco!". Pero los pimientos picantes, las salsas picantes y la salsa son los alimentos más saludables del planeta.

El secreto positivo de los pimientos picantes

Existen miles de tipos de pimientos picantes, y tienden a ofrecer beneficios nutricionales similares. Consume pimientos picantes verdes. Una porción (media taza) es baja en calorías, en azúcares y carbohidratos. También contiene poca grasa y nada de colesterol. Los nutrientes incluyen una enorme dosis de vitamina C.

La vitamina C está ligada al metabolismo rápido, el desarrollo del tejido conectivo, la biosíntesis de los neurotransmisores, la función inmune, la curación de heridas y la absorción del hierro. También es un antioxidante, lo que significa que destruye los radicales libres que pueden entrar y dañar las células. La vitamina C es necesaria para la salud cutánea, de los dientes y los huesos e incluso ayuda a evitar el escorbuto.

Nutricionalmente, el pimiento picante no cede.

Los pimientos picantes contienen carotenoides (vitamina A), flavonoides, antioxidantes, vitaminas y minerales, los cuales confieren beneficios para la salud, incluidos la lucha contra el envejecimiento y propiedades anti-inflamatorias, la protección del ADN y bajar la presión arterial.

La verdadera maravilla de los pimientos picantes, sin embargo, es la capsaicina, un compuesto vegetal incoloro que da al pimiento su propiedad picante y puede ser utilizado por sus propiedades analgésicas: la capsaicina es tan poderosa que se utiliza a menudo en cremas tópicas para aliviar el dolor.

La capsaicina está presente en porciones de pimientos picantes, salsas picantes y salsas. Dentro de los pimientos picantes, la capsaicina se concentra en el tejido de la placenta que contiene las semillas, así como en las paredes de la vaina. Contrariamente a la creencia popular, no son las semillas que pican, aunque las semillas pueden ser picantes. El picor de las semillas se absorbe en los tejidos de la placenta.

¿Qué tan picante es la capsaicina? La escala Scoville es la medida estandarizada de pimienta picante. La tradicional salsa roja de tabasco representa de 2.500 a 5.000 unidades de picor en la escala Scoville. Para la capsaicina pura, la cuenta es de 16 millones unidades de picor Scoville. La lección: no eches capsaicina pura en la sopa por los beneficios para la salud, o bien un gobierno malvado puede secuestrarte y militarizar tu cara.

¿El cáncer odia los alimentos picantes?

El pimiento picante más común es una planta simple, pero los científicos están empezando a comprender a los pimientos. Los investigadores están trabajando vincular los pimientos picantes con el tratamiento de la diabetes tipo 2, las enfermedades cardiovasculares, la inflamación, pérdida de peso y el cáncer.

La capsaicina hace algo increíble. Hace que las células, las células cancerosas en particular, entren en apoptosis, que es básicamente el suicidio celular.

Se necesitan muchas más pruebas. No se sabe, por ejemplo, la cantidad de capsaicina digerida que entra en el torrente sanguíneo y el tiempo que permanece allí. La profesora Mary O’Connell de la materia plantas y ciencias ambientales de la New Mexico State University está a la búsqueda de fondos para la investigarlo. Ella llama a las perspectivas de los pimientos picantes como un combatiente del cáncer "tentador".

El estado de Nuevo México, según O'Connell señala, tiene una menor tasa de incidencia de cáncer en comparación con el resto del país. ¿Se debe a que la dieta local es rica en pimientos y salsas picantes? Nadie lo sabe a ciencia cierta.

"Es un aspecto de nuestro entorno que es inusual", dijo O'Connell.

Una ayuda para la dieta picante

Los alimentos picantes pueden ser utilizados para reducir el apetito y ayudar a perder peso, lo cual tiene sentido, ya que el picor en la boca tiende a tener un efecto de bloqueo sobre el consumo. Aún así, los científicos necesitan estudiar estas cosas, y eso es exactamente lo que hicieron.

Un estudio de 34 personas dirigido por investigadores de la UCLA encontró que el cuerpo quemó más energía tras añadir una forma de capsaicina llamada dihidrocapsiato (DCT, por sus siglas en inglés) para poner a prueba la dieta líquida de bajas calorías en los sujetos. El DCT también aumentó la oxidación de grasas, lo cual causa que el cuerpo utilice más grasa como combustible.

Los investigadores de la Universidad de Purdue encontraron que los pimientos picantes pueden frenar el apetito. De los 25 participantes en el estudio, a 13 les gustó la comida picante y a 12 no. El estudio reveló que los que no comieron pimientos rojos con regularidad, pero que se les dio pimienta de cayena, experimentaron una disminución en el apetito por los alimentos grasos, salados y dulces.

Un estudio separado de Europa encontró que los alimentos picantes aumentaban los niveles de ciertas hormonas supresoras del apetito.

El Dr. Spiro Antoniades, un cirujano espinal en Maryland, escribió un libro llamado "La dieta de la salsa picante: un viaje a la modificación de la conducta".

Como estudiante universitario en un montón de gente, Antoniades descubrió que podía hacer que una pizza entera dure más tiempo sin ser consumida al empapar una pieza con salsa picante y pimientos picantes y comer sólo que una rebanada atómica por comida. Así no es cómo perdió peso, pero es la forma en que se comenzó a comer salsa picante.

Después de salir de la universidad, Antoniades aumentó de peso, por lo que se tomó una semana libre en el trabajo para estudiar la nutrición. Él desarrolló una dieta que funcionó para él, la dieta de la salsa picante. Al comer salsa picante con las comidas, Antoniades consumía menos alimentos, y se vio obligado a beber más agua y a utilizar la salsa picante para disminuir la sensación de hambre durante el día. Él perdió más de 70 libras comiendo una dieta equilibrada con la salsa picante y prolongando a el tiempo que demoraba al comer cada comida a 30 minutos. Cada comida incluye un entre tiempo, durante el cual bebe un vaso entero de agua.

"La capsaicina es un suplemento dietario muy saludable", dijo Antoniades. "Es un regalo de promoción, por así decirlo. Sin calorías y sin sodio".

Turner del Estado de Nuevo Mexico, quien es un especialista en dietética, insta a sus pacientes a comer los pimientos picantes. El profesional los ve como un alimento "umbral": si alguien está dispuesto a comer un pimiento picante, entonces probablemente esté dispuesto a probar una serie de nuevas frutas y verduras que no han probado antes.

Peligros

La salsa y los pimientos picantes pueden hacer que tu boca arda mucho e incomodarte. Esa misma cosa encontrada dentro de los pimientos picantes es lo que la policía tira contra la multitud. De ahí el nombre de "gas pimienta". Funciona mejor para el paladar que en el "neutralizador de ciudadanos rebeldes a base de capsaicina".

Los alimentos que contienen capsaicina puede disminuir la capacidad de probar otros sabores. Esta es una gran noticia si eres un cocinero terrible, pero no es ideal si estás comiendo en un restaurante donde los chefs tienen ricos acentos extranjeros.

En cuanto a los malestares estomacales, no hay prueba de que los pimientos picantes trastornen el estómago más que otros alimentos.

El mayor peligro para la mayoría de las personas que comen ají o salsa picante es en colocar la capsaicina sobre la piel o frotarla en sus ojos, que puede ser la peor sensación en el universo.

Los alimentos con beneficios

Resulta que hay una correlación entre la personalidad y las preferencias por los alimentos picantes. Probablemente ya sabías esto en tu interior, basado en cuántos galones de salsa picante tus tíos consumían en las reuniones familiares. Un investigador de la Universidad Estatal de Pensilvania evaluó consumidores de pimientos picantes utilizando el Inventario de Arnett de Búsqueda de Sensaciones.

Aquellos en el grupo que calificaron por encima de la puntuación promedio AISS se consideraron más abiertos a los riesgos y a las nuevas experiencias. Aquellos que calificaron por debajo de la media tendieron a conducir automóviles utilitarios sensatos y a hablar sobre el clima. No es sorprendente que los amantes de la adrenalina que calificaron por encima de la media AISS disfrutaran más de las comidas picantes.

Esto nos lleva a la ventaja final: la salud mental. Comer pimientos picantes se siente bien. La capsaicina se une a los receptores del dolor en la boca y la nariz, creando una sensación de ardor que se traslada al cerebro. El cerebro reacciona liberando endorfinas, que son opiáceos naturales que producen una sensación de bienestar. Este es exactamente el estado de ánimo en el que todo un estado (sí, tú, Nuevo México) tiene que estar para decir: "oye, ¿sabes cómo a tantos de nosotros nos gusta el pimiento picante? Vamos a crear un instituto".

Joe Donatelli es un periodista independiente. Síguelo @joedonatelli.

Lectores, ¿a ustedes les gusta la comida picante, la salsa picante o la pimienta picante? ¿cuáles son sus alimentos favoritos que disfrutan junto a la salsa picante? ¿sabían sobre los beneficios para la salud y la dieta de los pimientos picantes?. Dejen un comentario abajo y hágannoslo saber.

Foto: Elena Kalistratova/iStock/Getty Images

Más galerías de fotos



Escrito por joe donatelli
Traducido por priscila caminer