Beneficios para la salud de los nabos

Los nabos (turnips) son similares a las papas en textura y apariencia pero tienen un sabor amargo que combina muy bien con carnes dulces, como el cerdo. Este tubérculo se puede conseguir todo el año en la sección de frutas y verduras, pero en la mayoría de las áreas su estación transcurre entre octubre y marzo. Incorporar nabos en la dieta aporta una variedad de vitaminas y minerales que benefician tu salud en general.

Vitaminas

Una taza de puré de nabo contiene 27 mg de vitamina C, que es un antioxidante. Los adultos deben consumir entre 75 y 90 mg de vitamina C al día, para las mujeres y los hombres respectivamente, a fin de promover la reparación de tejidos y la inmunidad. Los nabos también aportan muchas vitaminas del grupo B, como riboflavina, tiamina, niacina, ácido fólico y ácido pantoténico. Una taza de nabos también contiene 0.2 mg de vitamina B6, cuya ingesta diaria recomendada es de 1.3 mg. Las vitaminas del grupo B contribuyen al metabolismo de las grasas, los carbohidratos y las proteínas; las funciones del sistema nervioso y la buena salud de la piel, el cabello, los ojos y el hígado.

Minerales

Los nabos aportan 76 mg de calcio por taza de puré, aproximadamente un 8% del valor diario recomendado. Además, por cada taza obtienes 407 mg de potasio, un mineral esencial para la presión arterial saludable y el equilibro de los líquidos. Necesitas aproximadamente 4.700 mg de potasio al día. Los nabos también contienen pequeñas cantidades de hierro, magnesio, fósforo, sodio, zinc, manganeso y selenio.

Fibras y calorías

Con tan solo 51 calorías por taza de puré, los nabos aportan menos calorías que la misma cantidad de papas hervidas, que contienen aproximadamente 200 calorías. Una taza de nabos aporta 5 g de fibras, una cantidad significativa teniendo en cuenta que las mujeres necesitan 25 g diarios y los hombres 38 g. Las fibras pueden causar saciedad, algo especialmente beneficioso si quieres reducir la ingesta de calorías. Además, las fibras promueven la buena salud del tracto digestivo y reducen el colesterol.

Hojas

Compra nabos que tengan la parte superior intacta, ya que estas hojas verdes contienen muchos nutrientes. Las hojas de color verde oscuro aportan una gran cantidad de vitaminas A y K. Además, las hojas verdes contienen ácido fólico y vitamina C. Las hojas de los nabos son una buena fuente de calcio, con 197 mg por taza hervida. También aumentan la ingesta de fibras dietarias y hierro, así como también de carbohidratos, necesarios para obtener energía.

Más galerías de fotos



Escrito por andrea cespedes | Traducido por valeria d'ambrosio