Beneficios para la salud y efectos secundarios de la CoQ10

La coenzima Q10 es necesaria para todas las células del cuerpo. Según el Linus Pauling Institute, la carne y los mariscos contienen cantidades pequeñas, pero la mayor parte es producida por el cuerpo. Existen dos formas de coenzima Q10. La ubiquinona se encuentra en la mayoría de los suplementos. El cuerpo la sintetiza en su forma antioxidante, ubiquinol, que luego entra a la sangre dentro de lipoproteínas y se mueve hacia diversos tejidos. El ubiquinol puede también comprarse como suplemento. Como la coenzima Q10 es un sueplemento, no está regulada por la Food and Drug Administration. Esta coenzima puede ser útil para tratar varios problemas de salud.

Presión sanguínea

Según la U.S. National Library of Medicine, estudios demuestran que la coenzima Q10 puede disminuir la presión sanguínea. La gente que toma medicamentos para la presión alta puede llegar a disminuir su dosis. Sin embargo, esto debe ser determinado exclusivamente por un médico. Existe también cierta evidencia de que la coenzima Q10 es efectiva en disminuir la hipertensión sistólica aislada hasta en un 26%. Este tipo de hipertensión describe la condición en que solo la sistólica, o el máximo número que aparece al tomar la presión, es alta. Esto suele ocurrir en adultos mayores.

Ataques cardíacos

La U.S. National Library of Medicine dice que existe evidencia de que comenzar a tomar coenzima Q10 dentro de las 72 horas posteriores a un ataque cardíaco y seguir tomándola durante un año parece disminuir el riesgo de sufrir más ataques cardíacos no fatales.

Cáncer

El American Cancer Institute informa que estudios llevados a cabo en laboratorios, algunos usando animales, indican que la coenzima Q10 puede ayudar al cuerpo a luchar contra una infección y ciertos cánceres. En el laboratorio, la coenzima Q10 evitó el crecimiento de concentraciones de células cancerosas. También ayudó a proteger el corazón de los animales que recibían una droga anticancerosa llamada doxorubicina, que puede dañar los músculos del corazón. Todavía deben hacerse estudios para probar su efectividad en humanos.

Migrañas

Según la U.S. National Library of Medicine, la coenzima Q10 ingerida oralmente ayuda a evitar la migraña. Parece disminuir la frecuencia de esta afección en hasta un 30% en adultos, aunque pueden pasar hasta 3 meses antes de que se vean los beneficios. No sirve para tratar migrañas existentes.

Enfermedad de Parkinson

La U.S. National Library of Medicine informa que algunas investigaciones indican que la coenzima Q10 lentifica el deterioro de las personas que se encuentran en las primeras etapas de la enfermedad de Parkinson. Sin embargo, no parece ayudar a personas que atraviesan los estadios medios de la misma.

Efectos secundarios e interacciones

Los efectos secundarios de la suplementación con coenzima Q10 varían, según la U.S. National Library of Medicine. Algunas personas experimentan pérdida de apetito, náuseas, vómito, diarrea o sarpullidos. Estos efectos pueden ser usualmente reducidos dividiendo la dosis y tomándolas en diferentes momentos del día. La gente con presión sanguínea baja debería usar coenzima Q10 con precaución ya que puede disminuir la presión aún más. Los niños y las mujeres embarazadas o amamantando deberían usarla solo bajo supervisión médica. Existe potencial de interacción con ciertas drogas de quimioterapia y para presión sanguínea alta y con el anticoagulante warfarina. La gente que consume estos medicamentos deben consultar con sus médicos antes de utilizar suplementos de coenzima Q10.

Más galerías de fotos



Escrito por laurel heidtman | Traducido por mariana palma