Beneficios para la salud del jugo de alfalfa

Con sus cabezas verde pálido y sus hilos blancos, finos y alargados, los brotes de alfalfa tienen un sabor delicado. Ricos en nutrientes, los brotes de alfalfa quizás no sean tu primera opción como ingrediente para preparar un jugo, pero agregar sólo un poco a un jugo de vegetales puede aumentar significativamente el contenido nutricional de la bebida. La alfalfa es baja en calorías y grasas, su sabor suave no interferirá con el sabor de otros ingredientes del jugo y aumentará el contenido de vitaminas y minerales.

Contenido de macronutrientes

El jugo de alfalfa aporta una gran cantidad de nutrientes sin aumentar el contenido calórico de manera significativa. Una porción de 2 onzas de jugo de alfalfa fresco contiene sólo 38 calorías por porción y 1,14 gramos de grasas totales. Esta porción de jugo de alfalfa no contiene colesterol. El jugo de alfalfa aporta sólo 0,3 gramos de azúcar y un poco más de 6,5 gramos de proteínas.

Vitamina C

La vitamina C es un antioxidante natural que ayuda al cuerpo a defenderse del daño celular causado por las exposición a las toxinas ambientales y los radicales libres. Estos últimos son producidos por el cuerpo durante la descomposición de los alimentos. Además, ayuda al cuerpo a producir colágeno para la piel, los tendones, los ligamentos y los vasos sanguíneos, así como también a sanar heridas. Una sola porción de jugo de alfalfa contiene 13,5 miligramos de vitamina C. Esto corresponde al 15% del valor diario recomendado para un hombre adulto y al 18% del valor diario recomendado para una mujer adulta. Además, corresponde casi del 16% del valor recomendado para una embarazada y al 11,25% del valor recomendado para madres en período de lactancia.

El mineral magnesio

El magnesio, un mineral esencial, ayuda a la producción de energía y proteínas en el cuerpo y a la contracción y relajación de los músculos. Además, el magnesio ayuda al funcionamiento de ciertas enzimas. Una porción de 2 onzas de jugo de alfalfa contiene 45 miligramos de magnesio, lo que corresponde al 14% del valor diario recomendado para una mujer adulta y a casi el 11% del valor recomendado para un hombre adulto. Además, corresponde al 11,25% del valor diario recomendado para una embarazada y al 12,5% del valor recomendado para madres en período de lactancia.

Tiamina

También conocida como vitamina B1, la tiamina ayuda al cuerpo a convertir los carbohidratos en energía utilizable, así como también a descomponer y utilizar las grasas y proteínas. Como miembro del grupo B, la tiamina contribuye a mantener saludables la piel, el cabello, la vista y el hígado. La tiamina también es buena para el sistema inmune y mejora la capacidad del cuerpo de controlar el estrés. Una porción de 2 onzas de jugo de alfalfa aporta 0,125 miligramos de tiamina. Esto equivale a un poco más del 11% del valor diario recomendado para una mujer adulta, a casi el 9% del valor recomendado para embarazadas y mujeres en período de lactancia y a un poco más del 10% del valor diario recomendado para un hombre adulto.

Más galerías de fotos



Escrito por marie dannie | Traducido por valeria d'ambrosio