Beneficios de salud del peróxido de hidrógeno de grado alimenticio

El peróxido de hidrógeno de grado alimenticio es una forma especialmente purificada de H2O2 que es completamente sana para el consumo. Las variedades regulares de farmacias no son peligrosas para el consumo interno, aunque contienen altos porcentajes de contaminantes y están pensadas para aplicarse en heridas externas o infecciones. El peróxido de hidrógeno es un antimicrobiano poderoso, especialmente para bacterias, y puede oxidar una variedad de sustancias no deseadas. Los muchos beneficios saludables de usar el peróxido de hidrógeno incluyen algunos que son bien conocidos y otros que son controversiales.

Peróxido de hidrógeno

El peróxido de hidrógeno se considera una "terapia de oxígeno singlet" porque libera un solo átomo de oxígeno cuando entra en contacto con otras sustancias, lo que se llama una reacción de oxidación. Una vez que el átomo de oxígeno es liberado, el peróxido de hidrógeno se rompe en agua o H2O. Cuando un átomo de oxígeno singlet se libera dentro de tu cuerpo es altamente reactivo y oxidará y reducirá la estructura molecular de organismos indeseables y dañinos como bacterias, hongos, virus, parásitos y proteínas extrañas así como tejido enfermo. Esta forma de oxígeno de alta energía, que se representa como O1, muestra una capacidad de curación mucho mayor en comparación con el oxígeno regular que respiramos que se conoce como O2.

Infecciones externas

El peróxido de hidrógeno es probablemente más conocido por su capacidad para desinfectar cortaduras menores y para tratar infecciones leves. El H2O2 de grado alimenticio obviamente puede usarse externamente aunque por lo general se vende en concentraciones altas. Por ejemplo, el H2O2 de las farmacias regulares está diluido hasta 3,5 por ciento. Usando el H2O2 de grado alimenticio en una cortadura puede arder u hormiguear más, pero no lastimará a un tejido sano de acuerdo con “Biochemical, Physiological and Molecular Aspects of Human Nutrition". El H2O2 destruye virtualmente a todos los patógenos con los que entra en contacto.

Salud oral

Si planeas usar H2O2 para cepillar tus dientes o hacer gárgaras, se recomienda la variedad de grado alimenticio aunque puede ser que quieras diluirla primero. Aún el 35 por ciento de H2O2 no lastimará tus tejidos, pero puede causar una intensa sensación de hormigueo y una dosis así de fuerte es una exageración para hacer frente a las bacterias. En otras palabras, sólo se necesita 3,5 por ciente para matar patógenos, por lo que puedes ahorrar dinero diluyendo la variedad de grado alimenticio. De acuerdo con “Human Biochemistry and Disease”, los beneficios de la salud de cepillar tus dientes con H2O2 incluye dientes más blancos, menos caries y aftas, reducción en el riesgo de enfermedades de las encías y aliento más fresco.

Internamente

Aunque consumir H2O2 de grado alimenticio fuerte no daña tus tejidos, puede irritar tu garganta, entonces diluirlo a menos de 10 por ciento es muy prudente. De acuerdo con “Compendium of Pharmaceuticals and Specialties”, el H2O2 de grado alimenticio se consume e inyecta en algunas clínicas alternativas para el cáncer alrededor del mundo para matar células cancerígenas, aunque las comunidades en prácticamente todos los países no lo reconocen como un tratamiento válido. El H2O2 puede inyectarse directamente en tumores cancerígenos o administrarse intravenosamente en el flujo sanguíneo. La razón principal por la cual el H2O2 se ha vuelto un remedio alternativo para el cáncer se relaciona con el descubrimiento, hace varios años, de que las células cancerígenas no pueden crecer ni proliferarse en ambientes ricos en oxígeno. Las células cancerígenas, y la mayoría de los patógenos para este asunto, florecen en ambientes ácidos bajos en oxígenos con acceso a azúcares simples, como la glucosa, como combustible.

Más galerías de fotos



Escrito por owen bond | Traducido por laura lara