Beneficios para la salud de las chirivías

Perteneciente a la familia de las zanahorias y el perejil, la prolongada vida útil y el bajo costo hace que la chirivía sea una adición económica en tu dieta. Las chirivías más grandes tienen una textura leñosa, pero las raíces más pequeñas (de hasta 2 pulgadas de espesor) cuentan con una textura tierna y un sabor dulce. Con 100 calorías por taza, son una adición con pocas calorías para tu dieta y brindan minerales y vitaminas que promueven el funcionamiento saludable de los tejidos.

Ácido fólico y potasio

Las chirivías son ricas en potasio y ácido fólico, dos nutrientes importantes para la salud cardiovascular. El potasio te protege de la presión arterial alta, mientras que el ácido fólico reduce los niveles de homocisteína en la sangre, un aminoácido asociado con un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas. El ácido fólico promueve la formación de glóbulos rojos y el potasio es bueno para la función nerviosa. Una porción de una taza de chirivías aporta 499 miligramos de potasio, el 11% de la dosis diaria recomendada por el Institute of Medicine, y el 22% de los requisitos diarios de ácido fólico.

Vitaminas C y E

El consumo de chirivías aumenta la ingesta de vitaminas antioxidantes, como las vitaminas C y E. Estos nutrientes previenen el daño celular causado por los radicales libres, compuestos peligrosos que contribuyen a las enfermedades cardíacas y el cáncer. La vitamina E ayuda a producir glóbulos rojos, células necesarias para un transporte correcto de oxígeno, mientras que la vitamina C contribuye a la producción del colágeno necesario para la salud de los tejidos conectivos. Una porción de una taza de chirivías contienen 23 miligramos de vitamina C, el 26% y el 31% de las ingestas diarias recomendadas para hombres y mujeres respectivamente, según datos del Institute of Medicine. Una porción de una taza de chirivías también aportan 2 miligramos de vitamina E, el 13% del valor diario recomendado.

Vitamina K y manganeso

Las chirivías ofrecen beneficios adicionales gracias a su contenido de manganeso y vitamina K. Ambos nutrientes desempeñan un papel importante en la salud de los huesos. El manganeso ayuda a producir hormonas sexuales, mientras que la vitamina K resulta esencial para la coagulación de la sangre. Cada porción de 1 taza de chirivías aumenta el consumo de vitamina K en 30 microgramos y aporta el 24% de la ingesta diaria recomendada para los hombres y el 33% para las mujeres, así lo establecen las pautas de consumo publicadas por el Institute of Medicine. Las chirivías también contienen 0,75 miligramos de manganeso por taza, el 42% y el 33% de las ingestas diarias recomendadas para mujeres y hombres respectivamente.

Cómo aumentar el consumo de chirivías

La sustanciosa textura de las chirivías te permite asarlas. Combínalas con otros tubérculos, como zanahorias, remolachas (beets) y batatas (sweet potatoes), condiméntalas con romero fresco (fresh rosemary) y ásalas hasta que estén tiernas. O bien, puedes usar las chirivías para agregar consistencia y valor nutricional a tus sopas y estofados favoritos, o cocerlas al vapor junto con zanahorias y nabos picados a fin de preparar un nutritivo puré que puede reemplazar al de papas. Las chirivías también son aptas para preparar sustanciosas ensaladas para los meses más fríos, prueba combinar granos de trigo, chirivías asadas y picadas, arándanos secos sin azúcar, salvia fresca y una vinagreta de mostaza y arce.

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por valeria d'ambrosio