Beneficios para la salud que aportan las hojas de albahaca (basil)

La albahaca (basil) fresca, de color verde vibrante y con un sabor aromático delicado, es una adición interesante para una amplia variedad de recetas saludables. Además, contiene muy poca cantidad de calorías (una porción de un cuarto de taza de albahaca picada contiene sólo dos calorías) y niveles bajos de sodio. Utiliza esta hierba para sazonar las comidas como alternativa a los condimentos salados o grasos. Las hojas de albahaca también contienen algunas vitaminas esenciales, por eso debes incluirlas en tu dieta para aportar beneficios a tu salud.

Vitamina A

Las hojas de albahaca frescas ofrecen gran cantidad de vitamina A. Un cuarto de taza de albahaca picada contiene 559 UI de esta vitamina, el 24 por ciento de la ingesta diaria recomendada para las mujeres y el 19 por ciento recomendado para los hombres, según la información del Institute of Medicine. La función principal de la vitamina A en el organismo es contribuir con la maduración celular. Además regula la actividad de los genes, activándolos cuando las células nuevas los necesitan para contribuir con el tejido funcional. Consumir hojas de albahaca fresca por el aporte de vitamina A también beneficia a la vista, ya que los niveles bajos de este compuesto comprometen tu capacidad de visión nocturna.

Vitamina K

Consumir hojas de albahaca también incrementa tu ingesta de vitamina K. Esta vitamina activa las proteínas en el cuerpo necesarias para el crecimiento del tejido sano, como el tejido de los cartílagos, huesos, estómago y pulmones. También cumple un rol importante para ayudar al cuerpo a formar coágulos sanguíneos y funciona para prevenir hematomas anormales, sangrado interno y pérdida de sangre. Cada porción de albahaca fresca contiene 44 microgramos de vitamina K, aproximadamente un tercio de la ingesta diaria recomendada para los hombres y la mitad para las mujeres.

Luteína y zeaxantina

Utiliza albahaca fresca para cocinar y también incrementarás la ingesta de luteína y zeaxantina, dos nutrientes beneficiosos. Los ojos contienen ambos nutrientes, y dependen de ellos para filtrar la luz y evitar daños en la vista debido a la exposición a la luz nociva. Tu dieta debe incluir por lo menos 6 miligramos de luteína y zeaxantina por día, según informa la American Optometric Association. De esta forma, podrás reducir el riesgo de sufrir degeneración macular relacionada con el envejecimiento. Un cuarto de taza de albahaca fresca contiene 0,6 mg, el 10 por ciento de los 6 miligramos que necesitas.

Consejos para servir la albahaca

Añade las hojas de albahaca picadas a tu ensalada de verduras favorita o mézclala con pimientos rojos asados, aceitunas Kalamata y aceite de oliva para preparar un platillo más suculento. Espolvorea albahaca fresca picada sobre pasta integral y salsa de tomate, o mézclala con la pasta, queso parmesano, espinaca, rúcula (arugula) y aceite de oliva. Espolvorea rodajas de tomates frescos con albahaca picada y un poco de vinagre balsámico para servir una merienda nutritiva, pero simple. Prepara agua con sabor natural con una mezcla de rodajas de pepino (cucumber) y albahaca picada en una botella o añade algunas hojas de albahaca en el exprimidor para preparar un jugo de frutas o de verduras y albahaca.

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por vanesa sedeño