Beneficios de la sal de Epsom

La sal de Epsom, o sulfato de magnesio, se ha utilizado durante cientos de años para ayudar a calmar el dolor muscular y eliminar las toxinas del cuerpo, según informan los investigadores de SaltWorks. La sal de Epsom también puede ayudar a aliviar el estrés sumergiéndose en un baño de agua salada, a tratar problemas de la piel y el resfriado común. Los investigadores de Mayo clinic dicen que los compuestos que se encuentran en la sal de Epsom pueden ayudar a tratar el estreñimiento también.

Alivio del estrés

La sal de Epsom ayuda a aumentar la cantidad de magnesio en el cuerpo, resultando en un aumento en la cantidad de serotonina producida por el cerebro. Este aumento de serotonina crea una sensación de relajación y bienestar, informa SaltWorks. El magnesio adicional también aumenta los niveles de energía y resistencia, ayudando a la producción de adenosín trifosfato (adenosine triphosphate (ATP)) corporales a nivel celular. Estos beneficios químicos tienen un resultado acumulado de bajar la presión arterial, aumentando la relajación y mejorando el sueño.

Alivia el dolor muscular

La sal de Epsom que se utiliza en un baño ayudará a disminuir los niveles de dolor y a reducir la inflamación, por lo que es útil en el tratamiento de dolores musculares. También ha sido ampliamente utilizada para ayudar a aliviar el dolor en los pies y a suavizar la piel de los mismos.

Mejora la función neuromuscular

El sulfato de magnesio en la sal de Epsom ha demostrado ayudar al cuerpo a regular los electrolitos que rigen el funcionamiento de los sistemas muscular y nervioso. El magnesio también es de vital importancia en el uso del calcio en el cuerpo que sirve como un conductor principal de los impulsos eléctricos que ayudan a que los músculos funcionen.

Desintoxicación corporal

Colon Cleanse.net informa que beber una solución con 4 cdas. de sal de Epsom en un litro de agua tibia puede ayudar al cuerpo a eliminar toxinas, al funcionar como un laxante. Los investigadores en de Mayo Clinic reportan que los compuestos que se han encontrado en la sal de Epsom actúan como un laxante, impulsando el agua dentro del colon. Esto también puede ser una manera beneficiosa de aliviar las molestias asociadas con el estreñimiento. Un baño con sal de Epsom también puede ayudar a desencadenar una ósmosis inversa expulsando la sal y las toxinas dañinas fuera del cuerpo. Los investigadores de SaltWorks recomiendan dos tazas de sal de Epsom en una bañera, como un agente desintoxicante.

Más galerías de fotos



Escrito por keith strange | Traducido por priscila caminer