Los beneficios de la respiración profunda

La respiración profunda puede liberar el estrés y proporcionar otros beneficios notables. Es probable que te sientas más tranquilo después de realizar ejercicios de respiración profunda y quizá hasta intercambies los sentimientos de ira o de miedo por un estado mental fresco y enfocado. La respiración profunda se utiliza a veces para tratar los trastornos de ansiedad, los problemas para dormir y los dolores y molestias generales en el cuerpo.

Un analgésico natural


Las endorfinas haciendo su trabajo.

La respiración profunda libera endorfinas en tu cuerpo. Las endorfinas te permiten sentirte bien, ya que funcionan como analgésicos naturales creados por nuestros propios sistemas. Al practicar la respiración profunda, se genera un movimiento del diafragma de arriba hacia abajo que ayuda a eliminar las toxinas de los órganos y a promover un mejor flujo sanguíneo. El oxígeno proporciona energía, lo que significa que estarás incrementando tu nivel energético al respirar profundamente. Aprender algunas técnicas y tomarte unos minutos cada día para practicar algunos ejercicios de respiración profunda, puede ayudarte a reducir el estrés, a relajar tu mente y cuerpo y a conciliar mejor el sueño.

La técnica


Exhala.

Siéntate en una posición cómoda, con las manos sobre las rodillas y los hombros relajados. La respiración profunda comienza con la exhalación, ya que no podrás tomar aire plenamente hasta que vacíes tus pulmones por completo. No olvides que debes respirar todo el tiempo por la nariz. Exhala lentamente por la nariz contando hasta cinco, mientras aprietas los músculos abdominales. Al final de la respiración, haz una pausa equivalente a la cuenta de dos, luego inhala con calma mientras cuentas hasta cinco. Expande tu abdomen cuando inhales. Cierra los ojos y repite de cinco a 10 veces este ejercicio. Si tu mente divaga durante este ejercicio, no te preocupes, sólo trata de concentrarte en el conteo continuo que estás realizando. De este modo, poco a poco vas a estar más consciente de tu respiración y encontrarás que es más fácil respirar a profundidad sin pensarlo demasiado.

Los beneficios


Descansa con tranquilidad

Los muchos beneficios de la respiración profunda incluyen una reducción del estrés y la presión arterial, el fortalecimiento de los músculos abdominales e intestinales y el alivio de dolores y malestares generales en el cuerpo. La respiración profunda también promueve un mejor flujo sanguíneo, libera las toxinas del cuerpo y ayuda a lograr un sueño reparador. Estos beneficios dan como resultado un aumento del nivel de energía. El secreto es simplemente respirar profundamente y con frecuencia. De manera adicional, el hecho de concentrarte en tu respiración durante las actividades físicas como por ejemplo, tu rutina diaria de ejercicio, puede ayudarte a estar más consciente de tu cuerpo, mejorando por ende, la autoconciencia.

Más galerías de fotos



Escrito por melanie d. tucker | Traducido por pei pei