Beneficios para la piel al dejar de fumar

Si estás pensando en dejar de fumar, te encantará saber que tu piel cosechará los beneficios. Fumar contribuye a un envejecimiento prematuro de la piel, a la psoriasis y al cáncer de piel. Si fumaste durante muchos años, puedes pensar que es demasiado tarde para salvar tu piel, pero la piel es un órgano vivo que se renueva solo a lo largo de tu vida. Dejar de fumar puede ayudarte a evitar más daño y a mejorar la salud y apariencia de tu piel.

Cáncer de piel

Dejar de fumar reduce tu riesgo de contraer muchos tipos de cáncer, incluyendo el de piel. Los autores de un artículo publicado en enero de 2001 en el "Journal of Clinical Oncology" informan que fumar --particularmente cigarrillos o pipas-- es un factor de riesgo para el cáncer de piel de células escamosas. Desde enero de 1991 hasta diciembre de 1997, los investigadores identificaron a 966 pacientes con cáncer de piel, 161 de los cuales sufrían de carcinoma de célula escamosas. Luego de adecuarlos por edad, sexo y exposición al sol, encontraron un incremento en el riesgo de carcinoma de célula escamosa entre los pacientes que fumaban o habían fumado. Las personas que habían dejado de fumar corrían un riesgo menor que los que fumaban actualmente.

Psoriasis

La psoriasis es una condición inflamatoria de la piel que causa parches rojos y con prurito de piel escamosa. Los autores de un artículo de 2007 publicado en "The American Journal of Medicine" hallaron un riesgo incrementado de psoriasis entre los fumadores, ex fumadores y las mujeres fumadoras pasivas que se inscribieron en el Nurses Health Study II (Estudio de cuidados de la salud II). Entre las mujeres que habían dejado de fumar, el riesgo declinaba por cada década desde que habían cesado.

Arrugas

Las arrugas son una parte inevitable del envejecimiento, pero dejar de fumar puede reducir su severidad. Los investigadores de la University of California informaron en un artículo de 1995 publicado en el "American Journal of Public Health" que la piel de los fumadores suele arrugarse más que la de los no fumadores o ex fumadores. Examinaron a hombres y mujeres caucásicos de entre 30 y 69 años y encontraron que las arrugas no eran evidentes hasta alrededor de los 40 años. En ese momento, la piel de los fumadores desarrollaba arrugas más severas que la piel de las personas que nunca habían fumado y de los ex fumadores. Las mujeres fumadoras desarrollaron arrugas más profundas que los fumadores masculinos. Las ex fumadoras presentaron un mayor riesgo de tener arrugas severas en comparación con las mujeres que nunca habían fumado, pero el riesgo era menor que para las mujeres que fumaban.

Color de la piel

Es probable que el color de tu piel mejore cuando dejes de fumar. Un estudio llevado a cabo en un centro público de salud en Corea del Sur midió los cambios de color de la piel en 34 hombres que dejaron de fumar a principios del estudio que duró un mes. Los investigadores midieron la melanina y el enrojecimientos en 6 áreas de los rostros y abdómenes de los hombres. Como puede leerse en el informe del estudio de marzo de 2012 publicado en el "Korean Journal of Family Medicine", al cabo de sólo 1 mes, la melanina y el enrojecimiento se habían reducido significativamente, evidenciando que el hecho de haber dejado de fumar puede rápidamente mejorar la apariencia de la piel.

Más galerías de fotos



Escrito por laurel heidtman | Traducido por irene cudich