Beneficios de las pesas para tobillos

Si lo que buscas es ponerle algo de reto a tu rutina de ejercicios, la amplia variedad de opciones disponibles en el mercado pueden llegar a abrumarte. Encontrarás toda clase de aparatos en los que puedes sentarte, pararte, jalar y empujar para ponerte en forma y moldear tu cuerpo. Sin embargo, basta con un sencillo par de pesas para los tobillos para obtener todos los beneficios que buscas. Una vez que sepas como usarlas, podrás incorporar tus pesas en toda clase de ejercicios de tu rutina.

Tonificar y dar forma a las piernas

Por sí solos, los levantamientos de piernas pueden mejorar tu flexibilidad y tu rango de movimiento. Sin embargo, para una mejor tonificación, debes agregar algo de resistencia. Esto no significa que debas cargar cosas pesadas o desarrollar tus músculos de manera exagerada. Lo único que debes hacer es agregar algo de peso al ejercitarte para cansar tus músculos. El American College of Sports Medicine señala que mucha gente, especialmente las mujeres, se enfocan en hacer muchas repeticiones y evitan agregar peso adicional. Sin embargo, para volverte más fuerte debes ejercitar los músculos hasta que se desgasten. Si lo haces adecuadamente, agregarle unas pesas a tu ejercicio de piernas y glúteos moldeará tus músculos de la forma en que deseas sin llegar a provocar que te veas como un fisicoculturista. Un beneficio adicional: Los músculos queman más calorías que la grasa, aún cuando estás en reposo. Una musculatura más desarrollada en tus piernas mejorará tu metabolismo y te ayudará a cumplir tu meta de bajar de peso.

Las pesas para tobillos son versátiles

Para sacarle el mayor provecho a tu ejercicio, varía tu rutina de vez en cuando. Realizar el mismo ejercicio todo el tiempo provocará que tu cuerpo se acostumbre al movimiento y los beneficios no serán los mismos. Si sueles usar aparatos o bandas para ejercitar tus piernas, trata de utilizar unas pesas en los tobillos para realizar los mismo ejercicios en posturas diferentes. Puedes hacer ejercicios de piernas estando de pie, sentado, recostado de espalda o sobre tu abdomen o apoyado sobre tus manos y tus rodillas. Una advertencia: evita caminar con las pesas en los tobillos. No rinde beneficios y puede ser perjudicial, de acuerdo con la Universidad de Kentucky. Llevar pesas en los tobillos al caminar puede colocar demasiada presión sobre ellos, las rodillas y sobre la base de los muslos, y puede desajustar la alineación de tu cuerpo, todo lo cual puede causar dolor y daño en las articulaciones.

Agrega resistencia a tu entrenamiento abdominal

Si tu rutina abdominal se ha vuelto demasiado fácil, añade un par de pesas en tus tobillos, las cuales son muy favorables especialmente para ejercitar la zona baja del abdomen, que es un área muy difícil de ejercitar. En vez de hacer sentadillas, ponte pesas en los tobillos y ejercítate en la bicicleta, haz abdominales con las piernas en vertical y ejercicios de rodillas al pecho. Cuando utilizas las pesas en los tobillos de esta forma, mantienes a tus músculos abdominales contraídos y mantienes a tu pelvis con una inclinación constante durante cada ejercicio. Siempre realiza los ejercicios de manera lenta y controlada y evita balancearte mientras realizas el movimiento. Tratar de moverte demasiado rápido mientras utilizas las pesas te puede causar lesiones.

Músculos respiratorios más fuertes

Las pesas para los tobillos pueden ayudar a calmar el asma o alguna otra clase de problema respiratorio cuando las descansas sobre tu pecho. Respirar con las pesas sobre tu pecho es el equivalente a realizar ejercicios de fuerza para tus músculos respiratorios y puede ayudarte a hacerlos más fuertes y más eficientes. Puedes utilizar las pesas para realizar cualquier ejercicio de respiración que tu médico o tu terapista te recomiende. Antes de intentar esto, debes consultarlo con tu médico de confianza para asegurarte de que la respiración con presión es apropiada para ti.

Más galerías de fotos



Escrito por lori newell | Traducido por reyes valdes