Los beneficios y perjuicios de la disciplina infantil

Los padres disciplinan a sus hijos en un esfuerzo por enseñarles las formas adecuadas de comportarse. Su moral y sus valores también son transportados a través de técnicas apropiadas de la disciplina. Hay muchos estilos diferentes de crianza; algunos padres parecen encajar en el molde de un estilo particular, mientras que otros son una combinación de dos o más. Los niños prosperan en las directrices que la disciplina parental proporciona; los problemas de comportamiento pueden aumentar si las fronteras seguras no están en su lugar, según el artículo, "Sobre la disciplina - Ayudar a los niños desarrollar autocontrol", publicado por el Child Study Center del NYU Langone Medical Center.

Una manera, mi manera

Los padres estrictos o autoritarios enseñan a sus hijos a través de la obediencia y el castigo. Los niños de estas familias no son alentados a discutir temas con sus padres; pueden ver frustrados sus intentos. La negociación y el compromiso son mínimos o inexistentes. Los profesionales de un estricto ambiente incluyen el respeto a sus mayores, así como niños que sobresalen en lo académico. Los contra son una reducción de la creatividad, un mayor riesgo de niveles bajos de autoestima y estrés, así como el pensamiento inflexible; esto es debido a la excesiva presión de sus padres, según el artículo, "Efectos de los estilos de crianza en la conducta de los niños", publicado en Education.com.

Unidos por la cadera

La crianza con apego comienza al nacer por al amamantar al bebé, compartir tu cama y llevar a tu bebé en un cabestrillo o portador de bebé. A través del contacto cercano y continuo entre los padres y el bebé, este tipo de crianza se basa en ver señales en tu hijo cuando tiene qué comer, dormir o probar algo nuevo, según el artículo, "Tu estilo de crianza: ¿eres un padre extremo?", publicado en la página web de Family Education. La crianza con apego aboga por la lactancia materna que es nutricional y emocionalmente sana, y anima a los padres a disciplinar de una manera apropiada para la edad. Por otra parte, sentir la necesidad de estar con tu bebé todo el tiempo puede provocar culpa y ansiedad cuando una madre tiene una necesidad o deseo de regresar a la fuerza de trabajo. La American Academy of Pediatrics advierte contra compartir la cama con tu bebé.

Libertad de acción

Los padres permisivos tienen poco control sobre sus hijos. Los niños en estas familias generalmente juegan con sus propias reglas y crean sus propios horarios. La expectativa parental de los padres permisivos no es muy alta. Los padres que apoyan este estilo de crianza pueden creer que están dando a sus hijos la oportunidad de aprender de sus errores en el mundo real sin temer que algo malo puede ocurrirles, según Family Education. Los contras de la crianza permisiva es que los niños no son miniadultos. Este tipo de crianza puede poner a los niños en peligro y puede lindar con la negligencia.

El debate sobre los castigos físicos

El tema de la disciplina a menudo suscita controversia con respecto a los azotes a los niños como método de disciplina. La manera en la cual eliges disciplinar a tu hijo es personal. Cada niño es diferente y la crianza de los hijos implica encontrar lo que funciona para tu hijo. Dicho esto, mientras que algunas personas defienden que los azotes funcionan, la American Academy of Pediatrics se opone a los azotes a los niños, según el sitio web HealthyChildren.org. Existen alternativas efectivas al castigo físico, como consecuencias naturales y lógicas, de perder privilegios y tiempo de espera.

Más galerías de fotos



Escrito por karen kleinschmidt | Traducido por paulina illanes amenábar