Beneficios nutricionales de la leche de almendras

La leche de almendras es una bebida cremosa, con sabor a nuez que se ha consumido durante cientos de años. Se ha convertido en un alimento básico popular para aquellos que desean evitar los productos lácteos y está disponible en muchas tiendas de comestibles en una variedad de sabores y marcas. También puedes hacerla en casa fácilmente, remojando triturando y escurriendo almendras crudas.

Comparación con la leche de vaca

La leche de almendras es más baja en grasa y calorías que la leche baja en grasa de vaca. Una taza de leche de almendras con sabor a vainilla y endulzada contiene alrededor de 90 calorías y 2.5 gramos de grasa, en comparación con las 120 calorías y 5 gramos de grasa en una taza de leche de vaca. Estas cifras varían mucho según la marca y el tipo, ya que la leche de almendras simple puede tener sólo 30 calorías por porción. Además, ya que esta no es un producto animal, no contiene grasa saturada ni colesterol. Por lo tanto, la leche de almendras puede ser un sustituto adecuado de la leche para aquellos con una dieta saludable para el corazón, que deben evitar las grasas saturadas y el colesterol. Sin embargo, sí es más alta en hidratos de carbono que la leche de vaca y sólo ofrece un gramo de proteína por cada taza en comparación con los 8 gramos presentes en una taza de leche convencional.

Vitaminas

Muchos tipos de leche de almendras se complementan con vitaminas A, D y B-12, por lo que proporcionan un importante porcentaje de tu ingesta dietética recomendada de estos nutrientes. Una taza de leche de almendras contiene 500 UI de vitamina A, 100 UI de vitamina D y 3 microgramos de vitamina B-12, que cumple con el 100% de tus requisitos B-12, y aproximadamente el 20% de la vitamina A y D diarias. Estas son importantes para mantener un sistema inmunológico saludable, y la B-12 es un nutriente esencial para las funciones importantes en el cuerpo, como la formación de glóbulos rojos y la síntesis de ADN.

Minerales

La leche de almendras es rica en fósforo, potasio y zinc. Además, muchas de estas leches comerciales se complementan con suficiente calcio para satisfacer un tercio de la dosis diaria recomendada. Si tomas tres porciones al día de leche de almendras, en lugar de las tres porciones recomendadas por día de productos lácteos, aún puedes cubrir tus necesidades de calcio de 1.000 miligramos diarios para los hombres y 1.200 miligramos para las mujeres, lo cual es importante para una salud ósea óptima.

Aditivos

Puedes encontrar leche de almendras simple comercialmente si prefieres no beber la endulzada con vainilla o con sabor a chocolate. Los tipos sin azúcar son aún más bajos en calorías que las que contienen azúcar añadido. Sin embargo, algunos de estos productos pueden no contener el agregado de calcio y vitaminas B-12, D y A. Lee la etiqueta del envase para determinar la mejor variedad de leche de almendras que se adapte a tus preferencias personales y necesidades dietéticas.

Más galerías de fotos



Escrito por gina riggio | Traducido por sofia loffreda