Beneficios nutricionales de los champiñones blancos

Cuando se trata de frutas y verduras, por lo general cuanto más brillante sea el color, más nutritivos son. Sin embargo, los champiñones blancos rompen las reglas, y estas verduras relativamente aburridas y sin color vienen llenas de nutrición. Su textura carnosa ayuda a agregar cuerpo a tus comidas, pero su bajo contenido calórico de 21 calorías por taza, significa que no expandirán tu cintura. Incorpora estos ingredientes en tu cocina y disfruta de varios beneficios asociados a su contenido de nutrientes.

Cobre y fósforo

Los champiñones blancos benefician los huesos al aumentar tu consumo de cobre y fósforo. Estos minerales tienen funciones distintas en la salud del esqueleto, el fósforo contribuye al tejido mineral inorgánico que proporciona la densidad ósea, mientras que el cobre ayuda a producir colágeno, una proteína que evita que los huesos se vuelvan frágiles. Ambos minerales también ayudan en la producción de energía, y el fósforo ayuda a hacer el ADN. Una taza de champiñones blancos enteros proporciona 305 microgramos de cobre, o 34 por ciento de la ingesta diaria recomendada, así como 80 miligramos de fósforo, o el 11 por ciento de tu requerimiento de ingesta diaria.

Vitaminas B-2 y B-5

Agrega los champiñones blancos a tu dieta y así también vas a consumir más vitaminas del complejo B, en especial B-2 y B-5. Ambos nutrientes ayudan a activar los enzimas que las células necesitan para convertir esto en energía. La vitamina B-2 también es compatible con la función del hígado, mientras que la vitamina B-5 ayuda en la producción de hormonas. Una taza de champiñones blancos contiene 1.4 miligramos de vitamina B-5, que es el 28 por ciento de la ingesta diaria recomendada. Cada porción también cuenta con 0,37 miligramos de vitamina B-2 - 34 y 28 por ciento de la ingesta diaria recomendada para las mujeres y los hombres, respectivamente.

Antioxidantes y otros beneficios

Los champiñones blancos también albergan una gran variedad de antioxidantes beneficiosos. Los productos químicos con función antioxidante luchan contra la oxidación, un proceso químico que aumenta el riesgo de mutaciones genéticas, y también daña los lípidos y las proteínas que componen las membranas celulares. Estos champiñones contienen ergosteroles, un tipo de antioxidante beneficioso, según un estudio publicado en el "Journal of Agricultural and Food Chemistry" en 2010. Los hongos también pueden desempeñar un papel en la lucha contra las enfermedades crónicas. Un estudio en animales publicado en la edición de enero 2010 de "Nutrition Research", señala que los hongos blancos ayudaron a los niveles de colesterol y azúcar en la sangre. Esto sugiere que podrían ofrecer beneficios para controlar el colesterol alto o la diabetes, aunque se necesita más investigación para determinar qué tan bien funcionan.

Consume más champiñones blancos

Utiliza la textura carnosa de los champiñones blancos"a tu favor en la cocina. Utiliza estos salteados en lugar de algunos de la salsa con carne picada hecha en casa para pasta, ya que tendrá menos calorías y contenido de grasa. Combina los champiñones salteados y cebolla, pan rallado y lentejas en un procesador de alimentos con carne de hamburguesas vegetarianas, o utiliza rebanadas cocidas en lugar de carne en fajitas o tacos. Alternativamente, simplemente espolvorea los hongos blancos en el aceite de oliva, envuélvelos en papel de aluminio y luego ásalos hasta que estén tiernos.

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por carlos alberto feruglio