Beneficios de nadar con aletas

Si estás acostumbrada a nadar en una piscina podrías no haber experimentado con las aletas. Cuando intentas por primera vez, pueden ser difíciles de poner o te sentirás rara, especialmente si estás caminando por la playa con ellas puestas; pero no te des por vencida. Las aletas ofrecen a los nadadores muchos beneficios, incluyendo poder adicional para tus piernas y protección para tus pies.

Velocidad, poder y fuerza

Ponerse un par de aletas puede incrementar tu velocidad de nado en un 50 por ciento, de acuerdo con Snorkeling.com. También fortalecen tus piernas. La resistencia adicional de las aletas desarrolla fuerza en tus cuádriceps y tendones de la corva. Muchos nadadores se enfocan más en su cuerpo superior que el inferior. Utilizar aletas ayuda a dar más atención a tus piernas, las cuales consisten de los músculos más grandes de tu cuerpo. Ejercitar estos grandes músculos te da grandes beneficios cardiovasculares.

Seguridad

Cuando utilices aletas mantén en cuenta algunas cosas en cuestión seguridad. Si te ves atrapada en una corriente fuerte, tus aletas te darán poder adicional para poder salir de ella. También protegen tus pies. Si estás nadando o practicando el esnórquel cerca de corales, que son muy filosos, estarás agradecida de tener tus pies cubiertos. Claro, haz lo posible por evitar el coral, que es un delicado ecosistema.

Equipo

Nadar con aletas es común al realizar diferentes actividades acuáticas, incluyendo el esnórquel y buceo, el cual también involucra otros equipos adicionales. Las aletas también te ayudan a manejar mejor estos equipos. Si, por ejemplo, estas buceando en aguas profundas y necesitas subir a la superficie para ajustar tu visor, es más fácil surcar el agua con las aletas. Los entusiastas de la fotografía acuática aprecian la propulsión adicional de las aletas. Con las exigencias reducidas sobre tus brazos, tendrás más libertad de tomar más fotografías.

Técnicas con las aletas

Al nadar con aletas, mantenlas sumergidas. Sacar las aletas del agua desperdicia energía y sacrifica la eficiencia, de acuerdo con el sitio Web Rhino Dive UK. Para poder nadar fácil y suavemente con esnórquel, intenta mantener los brazos a tus costados al realizar un pataleo básico debajo del agua a un paso de 20 patadas por minuto. Los usuarios más avanzados de aletas pueden aprender la patada de delfín, que involucra mover tus piernas juntas de arriba a abajo.

Más galerías de fotos



Escrito por teresa bergen | Traducido por glen boyd