Beneficios de la miel, el ajo y el vinagre de sidra de manzana

Los productos naturales pueden conllevar muchos beneficios y pueden ayudarte a mejorar y a proteger tu salud. La miel contiene un 35% de proteína que contiene la mitad de los aminoácidos esenciales que tu cuerpo necesita y también contiene vitaminas del complejo-B, así como también vitaminas C, D y E, de acuerdo con el libro “Prescription for nutritional Healing, The A-to-Z Guide to Supplements”, escrita por el consejero nutricional Phyllis A. Balch. El ajo contiene aceites volátiles y sulfuro que lo convierten en un potente antiséptico y al vinagre de sidra de manzana ha sido utilizado en la medicina tradicional para tratar una gran variedad de padecimientos, en especial si se le utiliza sin filtrar y sin diluir.

Miel

La miel te proporciona energía, debido a su alta concentración de carbohidratos, principalmente azúcares. Balch señala que es el doble de dulce que el azúcar, volviéndola útil para endulzar los alimentos, debido a que requerirás de utilizar menos para obtener los mismos resultados en cuanto a sabor se refiere. La miel ayuda a curar la irritación en la piel, las infecciones y las heridas, dado que cuenta con propiedades antibacteriales y antisépticas. También es un humectante natural que se puede mezclar con arcilla para hacer mascarillas, señala la herbalista Rosemary Gladstar en su libro “Family Herbal - A Guide to Living Life With Energy, Health and Vitility”.

Ajo

El ajo, también conocido como “Allium Sativum”, estimula al sistema inmunológico de tu cuerpo y tradicionalmente se le utilizado como vermífugo, el cual de acuerdo con el herbalista Simon Mills en su libro “The Dictionary of Modern Herbalism”, significa que puede expeler a los parásitos y a los gusanos intestinales tanto en los animales como en los seres humanos. Gladstar recomienda el ajo para disminuir y mantener el los niveles de colesterol en la sangre, así como a disminuir la alta presión sanguínea. El ajo es mejor cuando se lo agregas a la comida en su estado natural, debido a que cuando se le procesa en forma de suplemento puede perder algunos de sus beneficios curativos.

Vinagre de sidra de manzana

El vinagre de sidra de manzana ayuda a reducir el LDL, también conocido como “colesterol malo” en tu sangre, debido a su alto contenido de pectina. De acuerdo con la University of Utrecht, en Holanda, la pectina incrementa la secreción de bilis y la bilis proviene del colesterol, obligando a tu cuerpo a utilizar el exceso de colesterol en tu sangre para producir más bilis. El vinagre de sidra de manzana disminuye la velocidad a la que se digiere el almidón, ayudándote a disminuir el nivel de azúcar en tu sangre, informa la American Diabetes Society. Esto a su vez, promueve la pérdida de peso, debido a que con los niveles reducidos de azúcar en la sangre, la insulina no se ve obligada a convertir la glucosa en grasa. Adicionalmente, este vinagre es alto en magnesio, el cual es esencial para la absorción del calcio que ayuda a tener huesos sanos y también contribuye a la contracción y expansión de los músculos, según informa la US National Library of Medicine.

Más galerías de fotos



Escrito por ana cassis | Traducido por reyes valdes