Beneficios de una máscara facial

Algunas veces, no es necesario acudir a un spa ya que las máscaras faciales son una solución simple para corregir las imperfecciones en casa. También denominadas mascarillas para el rostro, estos productos pueden ser beneficiosos para todo tipo de piel, simplemente asegúrate de elegir el producto adecuado según tus necesidades.

Combaten la piel seca

Las máscaras hidratantes son clave para combatir la piel seca, en especial durante el invierno. Las algas, el yogur, el agua de rosas (rosewater) y el té verde (green tea) son sólo algunos de los ingredientes que puedes usar en máscaras faciales hidratantes. Usa las máscaras luego de la limpieza, pero antes de aplicar cremas nocturnas.

Reducen las imperfecciones

Las máscaras faciales también son buenas para pieles oleosas, pero no debes usar las versiones hidratantes que pueden agravar aún más el problema. En su lugar, busca máscaras a base arcilla, así como también aquellas que contienen algas rojas. Estos ingredientes tienen la capacidad de eliminar la suciedad y el exceso de aceites a la vez que reafirman los poros.

Combaten el envejecimiento de la piel

Ciertas máscaras faciales contienen muchos antioxidantes y están específicamente diseñadas para combatir el envejecimiento de la piel. Dichas máscaras pueden dar una apariencia más suave y luminosa al rostro, a la vez que minimizan la apariencia de líneas finas y arrugas. Busca máscaras que cuenten con extractos de bayas de açai (acai berries), ácido kójico, extracto de regaliz o retinol para promover la regeneración de la piel.

Más galerías de fotos



Escrito por kristeen cherney | Traducido por valeria d'ambrosio