Beneficios de la máquina elíptica de ejercicio

Cuando entras a un gimnasio, lo más seguro es que te encuentras con varias líneas de máquinas para ejercicios cardiovasculares. Estos incluyen caminadoras, bicicletas de ejercicio y estáticas, remadoras y escaladoras. Pero quizás uno de los más populares sea la máquina elíptica. No solamente la puedes encontrar en un gimnasio, sino que también existen versiones caseras. La forma en que funciona la máquina es la siguiente: Tú te paras sobre la plataforma estacionaria y agarras los manubrios que se mueven en un movimiento deslizante continuo hacia atrás y hacia adelante. Además de ser fácil de usar, estas máquinas proporcionan una variedad de beneficios.

Capacidad aeróbica

La capacidad aeróbica es muy importante cuando a la salud se refiere. Si es alta en ti, entonces significa que eres capaz de realizar actividades durante largos periodos de tiempo sin perder el aliento. Uno de los beneficios de la elíptica es que te ayuda a incrementar tu capacidad aeróbica. Esto lo puedes lograr simplemente ejercitándote de unos 20 a 30 minutos unas 3 o más veces a la semana. Como beneficio adicional, también podrías llegar a perder peso.

Sin impacto

Existen muchas personas que sufren de afecciones que no les permiten tener un rango amplio de movimiento en sus rodillas o que no pueden resistir grandes impactos. Pero como en una elíptica tus pies se sostienen sobre plataformas, no sufres gran cosa de impacto, lo cuál la convierte en un opción segura para la gente mayor, para los que están rehabilitándose tras pasar por una cirugía de rodilla, para quienes tienen venas varicosas o para la gente obesa.

Cuerpo completo

Cuando corres, ya sea en el exterior, o sobre una caminadora, estás quemando muchas calorías y además estás desarrollando los músculos de tus piernas. Pero cuando utilizas la elíptica, puedes trabajar tanto la parte inferior como la superior de tu cuerpo al mismo tiempo. Esto hace posible que realices un ejercicio completo en tan sólo veinte minutos.

Parte inferior del cuerpo

Cuando utilizas la elíptica, estás usando muchos de los músculos de tus piernas. Esta es una zona que a menudo la gente busca ejercitar. Para sacarle el mayor provecho a esto puedes colocar tus manos en el centro del manubrio y utilizar solamente las piernas para mover los pedales. Para agregar algo de variedad, puedes revertir la dirección en la que mueves tus piernas de manera más intensa.

Conveniente

Los modelos caseros de la entrenadora elíptica no poseen todas las ventajas de los modelos convencionales encontrados en el gimnasio, pero aún así son bastante efectivos. Estos los mueves con tu peso corporal y pueden ser fácilmente desplegados y guardados en cuestión de minutos. De hecho, puedes guardar en un armario o debajo de tu cama. También puedes sacarlos a tu patio si deseas ejercitarte afuera.

Más galerías de fotos



Escrito por kevin rail | Traducido por reyes valdes