Beneficios de la lisina y la vitamina C

El cuerpo humano no produce su propia lisina o la vitamina C. La lisina y la vitamina C son importantes para la salud de las articulaciones y la producción de hormonas. Ambas son fácilmente destruidas por el calor, haciendo una revisión de los métodos esenciales de cocina. Los alimentos ricos en vitamina C se deben comer crudos siempre que sea posible o mezclados en el final de la preparación de una receta. Sofríe, a la plancha o asa los alimentos ricos en vitamina C en lugar de tostarlos

Producción de enzimas y hormonas


La lisina regula la respuesta del cuerpo al estrés

La lisina es uno de los nueve aminoácidos esenciales que el cuerpo necesita para producir enzimas y hormonas. Los aminoácidos esenciales son aquellos que el cuerpo no produce por sí solo. Una de las enzimas, la lisina ayuda a producir carnitina, que convierte los ácidos grasos en energía y ayuda a reducir el colesterol. Los niveles adecuados de lisina regulan la respuesta del cuerpo al estrés, mientras que las deficiencias elevan los niveles del estrés y menor resistencia a las enfermedades, según un estudio de 2004 publicado en "Proceedings of the National Academy of Sciences". La vitamina C ayuda al cuerpo a producir la hormona tiroidea y metaboliza el ácido fólico, la tirosina y el triptófano. La vitamina C ayuda a regular el estrés mediante la liberación de norepinefrina y epinefrina.

La absorción de calcio


Carne salteada.

La lisina ayuda al cuerpo a retener y absorber el calcio. Abrasar o tostar destruye la lisina con rapidez, por lo que come nueces crudas, carne salteada o asada a la parrilla en lugar de abrasada. La ingesta de calcio puede ser un reto para los veganos y los vegetarianos, pero la ingesta de productos de origen vegetal, tales como la espirulina y la soja ayudan a equilibrar la lisina.

La formación de colágeno y la prevención de escorbuto


El colágeno ayuda a a reparar las fracturas óseas.

Tanto la lisina y la vitamina C ayudan en la formación de colágeno, que ayuda al cuerpo a construir los tejidos conectivos, como la piel, los tendones y el cartílago. El colágeno ayuda a la reparación de los vasos sanguíneos del cuerpo, a sanar heridas y a reparar las fracturas óseas. La vitamina C previene el escorbuto, una interrupción de la fabricación de colágeno que causa la falta de energía, la caries dental, inflamación de las encías y problemas de sangrado. El cuerpo humano necesita por lo menos 10 miligramos de vitamina C por día para evitar el escorbuto.

Las fuentes de vitamina C y lisina


Espinacas.

Las buenas fuentes de vitamina C son las frutas cítricas, pimientos dulces y picantes, papas (potato), espinacas, perejil, repollo, brócoli, coles de Bruselas (Brussels sprouts), rosa mosqueta, grosellas negras y otras bayas, tomates, rábano y berro. Las buenas fuentes de lisina son las carnes rojas, cerdo, pollo, queso parmesano, bacalao, sardinas, nueces (nuts), huevos, soja (soybeans), espirulina y semilla de fenogreco, de acuerdo con la University of Maryland Medical Center.

Más galerías de fotos



Escrito por jane smith | Traducido por gabriela nungaray