Beneficios internos del aceite de sésamo

Las semillas de la planta de sésamo son comúnmente utilizadas en la cocina, más notablemente en la cocina asiática, por el sabor a nuez que poseen al ser comidas. El aceite extraído de las semillas de sésamo también es utilizado en la cocina y en condimentos de ensalada en lugar del aceite de oliva. Además, hay varios beneficios para la salud asociados con el consumo del aceite de sésamo.

Antioxidantes

El aceite de sésamo está principalmente compuesto de moléculas grasas y antioxidantes. Las propiedades antioxidantes del aceite de sésamo extienden su vida útil y conservan el sabor por un período mayor de tiempo. Estas propiedades antioxidantes también pueden contribuir a una cantidad de beneficios para la salud. Según OrganicAuthority.com, los antioxidantes son considerados necesarios para nuestra longevidad reduciendo los riesgos de desarrollar complicaciones de salud serias como enfermedades cardíacas, cáncer y artritis.

Hipertensión

Al ser utilizado como un suplemento digestivo, el aceite de semilla de sésamo puede reducir la alta presión sanguínea a niveles más saludables. En un estudio clínico publicado en la edición de marzo de 2006 del "Yale Journal of Biology and Medicine", los pacientes con alta presión sanguínea, o hipertensión, reemplazaron todos los aceites comestibles en sus dietas con aproximadamente 35 gramos de aceite de sésamo por 45 días. Los investigadores encontraron que el aceite de semilla de sésamo redujo significativamente la presión sanguínea, y que al ser removido de la dieta, los niveles de presión en sangre volvieron a los niveles anteriores. Una menor presión sanguínea en las personas con hipertensión reduce significativamente los riesgos de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Enfermedad de Alzheimer

El aceite de sésamo también podría retrasar o disminuir los efectos de la enfermedad de Alzheimer. En un estudio publicado en la edición de junio de 2009 del "Biological and Pharmaceutical Bulletin" (Boletín biológico y farmacéutico), los investigadores examinaron los efectos de un aditivo de semilla de sésamo en dietas administradas a ratones infectados con la enfermedad de Alzheimer. Sus resultados sugieren que la dieta con semillas de sésamo redujo significativamente los químicos dañinos y la degradación neuronal del cerebro, lo cual podría indicar un efecto protector contra las enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

Más galerías de fotos



Escrito por chad bjorklund | Traducido por ana grasso